México: balean a un periodista en Veracruz

Un periodista fue baleado en la puerta de su casa la noche del 23 de noviembre en Veracruz, cuando llegaba a su hogar. La Federación Internacional de Periodistas (FIP), organización que representa a 600.000 trabajadores y trabajadoras en el mundo, condena esta arremetida contra la libertad de expresión y exhorta a las autoridades a iniciar una investigación que determine a lxs responsables.

Rodrigo Acuña (Facebook)

Se trata de Rodrigo Acuña, director del sitio informativo Diario de Tepetzintla y colaborador de La Voz de Tantocuya, quien fue atacado mientras regresaba a su casa, en Veracruz. Estaba acompañado de su hijo de un año, que resultó ileso, cuando dos personas no identificadas le dispararon en dos oportunidades. Según informa la prensa local, el periodista fue sometido a una cirugía por más de tres horas ya que los disparos le habrían afectado un pulmón. De acuerdo con el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), el comunicador se encuentra estable aunque delicado.

La Fiscalía General de Veracruz informó que ya inició las investigaciones del caso, y la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (Ceapp), en un comunicado oficial informó que ya está en contacto con la familia de Acuña, con la cual coordina las acciones de atención médicas y de seguridad necesarias.

Hasta el momento no se conocen indicios que vinculen el crimen a la profesión periodística aunque, según varios medios locales, Acuña escribe notas de crimen organizado y policiales en varios municipios de Veracruz. Este hecho sucede en un contexto de violencia generalizada que azota al país norteamericano desde el inicio de la llamada “guerra contra el narcotráfico”. México se convirtió en el país latinoamericano con más agresiones a la prensa y con tasas de impunidad que alcanzan el 98%.

El SNRP, mediante un comunicado, señaló: “Este tipo de agresiones a la prensa no pueden pasar desapercibidas, ni ser minimizadas, como al parecer pretenden las autoridades responsables, pues se trata de gravísimas agresiones que laceran la libertad de prensa de un país entero. Externamos nuestra fraterna solidaridad con la familia del periodista agredido, y nos sumamos a la exigencia para dar con los responsables y aplicar verdaderas sanciones ejemplares; no sin antes reiterar la falta de garantías para ejercer el periodismo, que lamentablemente persiste en nuestro país”.

La FIP acompaña a su afiliado mexicano, el SNRP, e insta a las autoridades a iniciar una investigación seria e imparcial que determine el móvil de este ataque a la libertad de expresión y de con lxs responsables. Asimismo la FIP exige inmediata protección al periodista Rodrigo Acuña ¡No puede haber libertad de prensa si lxs periodistas ejercen su profesión en condiciones de temor!