Familia de Periodista de Panamá Amenazada

Hemos advertido que la intolerancia, la promoción de antivalores y el poco aprecio por la vida misma, característica sine qua nom de este régimen, que encabeza Ricardo Martinelli con sus aliados políticos y empresariales.

Esta conducta ha permitido que la gente honesta y decente, viva presa del crimen organizado, encerrada tras barrotes en sus viviendas, pero lo peor es vivir preso en nuestra conciencia, aceptando con mansedumbre las injusticias y desmanes que se cometen a diario contra el erario público, contra los ciudadanos que se atreven a levantar su voz de protesta.

Ello es comprobable tras el anuncio del ex Juez Alexis Ballesteros, de no continuar denunciando la extorsión que existe en el Órgano Judicial, pues el terrorismo de estado llevó a este ciudadano a reemplazar la defensa de un derecho, por el temor a las represalias, luego de habérsele dado seguimiento, sospechamos, por el aparato de seguridad del estado y de lo cual no lo juzgamos, pues la sociedad y sus ciudadanos también son cómplices por omisión e inacción.

Hoy, ese mismo instrumento de intimidación, da seguimiento a los padres del periodista Álvaro Alvarado, en la ciudad de Chitré, tal vez con el interés de causar en él, el mismo efecto que en el señor Ballesteros.

Esta situación que denuncia el colega Álvaro, a través de las redes sociales, hace eco en el Sindicato de Periodistas de Panamá, que demanda del gobierno nacional, que preside el señor Ricardo Martinelli y sus aliadas políticos y empresariales, un alto a la política gansteril de intimidación, de amenaza, de descrédito, para lo cual se vale de las armas que custodia la fuerza pública, así como de las herramientas tecnológicas que son para proteger y servir a la sociedad y sus ciudadanos, no para silenciarlos y reprimirlos.

Para más información, contactar con el Sindicato de Periodistas de Panamá: sindicatodeperiodistaspanama@gmail.com