La FIP lanza una plataforma mundial para el periodismo de calidad

Con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el 3 de mayo, y en medio de la crisis de Covid-19, la Federación Internacional de Periodistas (FIP), la principal organización profesional representante de los/as periodistas de todo el mundo, con más de 600.000 miembros en 146 países, publica el 29 de abril una "Plataforma Mundial para el Periodismo de Calidad". El documento está dirigido a los afiliados de la FIP y a sus grupos regionales y cuenta con el apoyo de todas las Federaciones Sindicales Mundiales, que representan a varios cientos de millones de trabajadores. La información nunca debe estar confinada. La información debe seguir siendo un bien público.

Credit: IFJ

Al paralizar a más de dos tercios de la humanidad, la crisis sanitaria, política, y económica de Covid 19 tendrá consecuencias terribles en todas nuestras sociedades. Y hoy estamos seguros de que perdurará en el tiempo. 

Este "Gran Confinamiento", como ya lo definió el Fondo Monetario Internacional, en referencia a la "Gran Depresión de 1929", no perdona a ningún continente ni sector, y los medios de comunicación, cualquiera que sea la forma de la prensa, no escapan a esta ola destructiva: muchas empresas de prensa ya han cerrado sus puertas, se han perdido millones de puestos de trabajo y los periodistas, aunque la información de calidad es esencial para los ciudadanos en tiempos de crisis, están sufriendo todo el peso de la misma.

Es hora de proteger a los medios, salvar empleos y apoyar a los trabajadores más precarios.

Pero ha llegado el momento de preparar el futuro, el futuro del periodismo de calidad, ético y solidario que respete los derechos laborales y las libertades fundamentales.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP), la primera organización mundial de la profesión con 600.000 miembros en 146 países, propone hoy un audaz e inmediato plan de recuperación mundial para salvar a los medios de comunicación más afectados y a los periodistas más precarios; y hace un llamado a todos los gobiernos nacionales para que se comprometan con el periodismo de calidad en esta época de desinformación a través de fuertes medidas políticas y económicas que garanticen la supervivencia de los medios de comunicación y los periodistas profesionales.

Muchos afiliados de la FIP en todo el mundo ya han logrado un progreso significativo y un fuerte compromiso de los gobiernos y las federaciones de empleadores: 

- Para garantizar la seguridad física y psicológica y la protección de sus trabajadores de los medios; 

- Permitir a los periodistas moverse libremente en tiempos de confinamiento general; 

- Proporcionar a los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación, los medios para vivir y trabajar decentemente con una asistencia financiera excepcional, a pesar de la disminución de la carga de trabajo y de los ingresos.

Desde el principio de la pandemia, los periodistas han demostrado ampliamente el rol esencial que desempeñan en la educación de los ciudadanos, contextualizando la desenfrenada carrera por los números, explicando la realidad y, sobre todo, desenredando la narrativa de los políticos, haciendo las preguntas difíciles y exponiendo los fallos institucionales. Gracias a su compromiso, el periodismo, como bien público, ha seguido prosperando como la columna vertebral de nuestras democracias.

Lamentablemente, al mismo tiempo, demasiados Estados se aprovechan de esta crisis para aumentar su poder autoritario, reforzar sus sistemas de vigilancia de la población o encarcelar a los periodistas cuando algunas empresas de medios de comunicación reducen los sueldos sin negociar, recortan las prestaciones o despiden al personal.

La FIP y sus afiliados en todo el mundo serán los actores del periodismo del mañana, a nivel mundial y nacional, y seguirán promoviendo el periodismo de calidad, ético y solidario que ha estado promoviendo desde su creación en 1926. 

Por lo tanto, la FIP propone aquí una "Plataforma mundial para el periodismo de calidad" para salvar y proteger los puestos de trabajo en la industria de los medios de comunicación y crear un futuro que promueva una economía de la información sostenible y con apoyo público. 

La información debe seguir siendo un bien público.

Descargue el documento de la plataforma aquí.

 

MEDIDAS URGENTES PARA APOYAR LOS PROFESIONALES DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

  • La FIP pide a todos los gobiernos que inicien inmediatamente negociaciones con la GAFAM - Google, Apple, Facebook, Amazon, Microsoft - para recaudar un impuesto sobre los ingresos generados en su territorio nacional.
    • Estas empresas no pagan ningún impuesto en la mayoría de los países en los que recaudan ingresos, que se estiman en 900.000 millones de dólares en todo el mundo.
    • Gravar estos ingresos al 6% inyectaría 54.000 millones de dólares en el periodismo.
    • La FIP pide que estos fondos sean administrados sobre conjuntamente por sindicatos representativos de periodistas y trabajadores de los medios de comunicación y organizaciones nacionales de empleadores.
  • La FIP hace un llamado a estas organizaciones para que apoyen con estos fondos y de manera prioritaria a los medios de comunicación de servicio público, a los medios de comunicación privados e independientes y a los medios de comunicación nacionales y locales que no sean propiedad de multinacionales. Estos medios deben demostrar la necesidad de ello.
  • Todo plan de reactivación del periodismo debe ir acompañado del apoyo necesario para revitalizar las salas de redacción con personal capacitado capaz de proporcionar información fiable, y no debe utilizarse para ayudar a modelos de negocio que han fracasado en el pasado.
  • La FIP quiere que estos fondos se utilicen principalmente para apoyar a empresas de medios de comunicación independientes, cooperativas y sin fines de lucro.
  • La FIP pide a todos los gobiernos que den apoyo prioritario a los periodistas precarios (incluidos los trabajadores independientes) creando una protección social, un salario mínimo nacional, eximiéndolos del impuesto sobre la renta y concediéndoles préstamos bancarios profesionales a tasas reducidas.
  • La FIP quiere que los medios de comunicación de servicio público, los medios de comunicación privados y los medios de comunicación nacionales y locales puedan beneficiarse de la reducción de los impuestos nacionales siempre y cuando:
    • Se respete el diálogo social y los derechos sindicales, de acuerdo con los convenios de la OIT;
    • Los despidos están prohibidos si la empresa obtiene beneficios;
    • Las cuentas anuales son públicas y transparentes;
    • Exigir la diversidad e igualdad entre mujeres y hombres;
    • Las empresas que han recibido financiación no pueden, durante un período de cinco años, participar en fusiones y adquisiciones o en actividades de compra apalancada que den lugar a recortes de puestos de trabajo o reducciones salariales.
  • La FIP pide a las empresas que reserven asientos en sus juntas para los sindicatos de trabajadores;
  • Para fortalecer la economía de los medios de comunicación, la FIP alienta la creación de programas de compra de medios de comunicación nacionales para promover cuestiones de interés nacional.
  • La FIP recomienda que los gobiernos reformen las normas de propiedad de los medios de comunicación para permitir el pluralismo de la información.
  • De acuerdo con la Directiva de la UE sobre denuncia de irregularidades, la FIP pide a los gobiernos que legislen urgentemente para proteger a estos ciudadanos que actúan en favor del interés común.
  • La FIP cree que es necesario que los distribuidores de prensa independiente, que participan en la difusión de los medios de comunicación impresos, se apoyen en las exenciones fiscales.
  • La FIP pide a los gobiernos que refuercen su programa sobre los derechos de autor de los periodistas para aumentar sus ingresos.
  • La FIP anima a los gobiernos a financiar suscripciones digitales gratuitas para los más jóvenes (6-18 años) como parte del acceso a la educación y la información, en línea con los compromisos de la UNESCO, y propone que las familias con una suscripción a los medios de comunicación obtengan créditos fiscales.
  • La FIP pide iniciativas de alfabetización mediática a nivel nacional para combatir la desinformación y las noticias falsas.

EN CONCLUSIÓN,

  • La FIP propone a las federaciones de empleadores del mundo que apoyen esta Plataforma Mundial para el Periodismo de Calidad y que pidan a sus miembros nacionales que la apliquen.
  • En su calidad de miembro asociado, la Federación Internacional de Periodistas pide el apoyo oficial de las Naciones Unidas y sus organismos (UNESCO, OIT, ACNUDH), así como de las entidades políticas y económicas regionales, para dar seguimiento a la Plataforma Mundial para el Periodismo de Calidad
    • de los 47 miembros del Consejo de Europa; 
    • los 55 países de la Unión Africana; 
    • los 35 estados de la Organización de Estados Americanos; 
    • los 22 países de la Liga Árabe; 
    • los 21 miembros de la Cooperación Económica Asia-Pacífico.

La FIP ha recibido el apoyo de las Federaciones Sindicales Mundiales

ITUC/CSI : International Trade Union Confederation – 200 millones de miembros / UNI-Global – 20 millones / PSI : Public Services International – 20 millones / IndustriALL – 50 millones / EI : Education International – 20 millones / BWI : Building and Wood Worker’s International – 12 millones / IUF : International Union of Food, Agricultural, Hotel, Restaurant, Catering, Tobacco and Allied Workers' Associations – 12 millones / TUAC : The Trade Union Advisory Committee to the Organisation for Economic Co-operation and Development (OECD) – 58 millones / ITF : International Transport Workers' Federation – 20 millones.

For more information, please contact IFJ on +32 2 235 22 16

The IFJ represents more than 600,000 journalists in 146 countries

Follow the IFJ on TwitterFacebook and Instagram

Subscribe to IFJ News