Igualdad salarial: “700 mujeres en la BBC han tenido aumentos de sueldo tras mi caso”, Samira Ahmed

El 24 de febrero de 2020, el Tribunal Central de Empleo de Londres dictaminó que el trabajo de presentadora de Samira Ahmed en el programa Newswatch de la BBC era igual al de su compañero masculino, Jeremy Vine, en el programa Points of View. Le preguntamos por el impacto de este acuerdo histórico sobre igualdad salarial un año después del veredicto y sobre cómo ha cambiado la política salarial de la BBC desde entonces.

Samira Ahmed

1 ¿Qué le llevó a presentar una denuncia contra la BBC por desigualdad salarial?

Supe que me estaban pagando menos cuando empecé a presentar Newswatch en 2012 y traté de solucionarlo con la BBC de manera interna y discreta. Tras la publicación de la primera lista de los presentadores/as mejor pagados/as de la BBC en 2017, descubrí que la brecha salarial con mi compañero era mucho mayor de lo que imaginaba anteriormente. Puse una queja oficial por la desigualdad salarial usando los procesos internos de la BBC, tanto informales como formales, para tratar de resolver esto.

Estuve dos años persiguiéndoles hasta el final de todo el proceso y, aun así, la BBC rechazó aceptar el problema. En este punto, estaba llegando a la fecha límite legal para poder reclamar los seis años y seis meses completos de atrasos salariales, así que decidí presentar una demanda ante el tribunal.

2 ¿Tuvo miedo de algún tipo de represalia por denunciar a su propio empleador?

La BBC ya había acordado darme la paga íntegra retroactiva de otros dos programas que presentaba en radio. En esos trabajos tuve brechas salariales de 33% y 50% en comparación con lo que ganaban mis compañeros masculinos. Para entonces, pensé que este tercer programa – Newswatch – era el último que quedaba por resolver, pero la brecha salarial aquí era demasiado grande como para aceptarla. No podía vivir con eso, así que preferí hacerlo público y que todos supieran la verdad, sin importar lo que pasara conmigo. Eso fue lo que me motivó a presentar la denuncia.

3. El tribunal condenó a la BBC como culpable de dicha discriminación de género, lo que les obligó a negociar un acuerdo financiero con usted. Después del veredicto, ¿la política salarial de la BBC ha tenido algún cambio?

La BBC ya había empezado a cambiar algunas de sus estructuras salariales antes de mi juicio. No puedo hablar por los/as miles de compañeros/as que trabajan en distintos departamentos de la empresa, pero si he notado que en torno a 700 trabajadoras de la BBC han tenido aumentos de sueldo desde que terminó mi caso. No obstante, sigue preocupando que las nuevas estructuras salariales continúen ocultando la desigualdad y la discriminación, porque, ciertamente, éstas no son transparentes.

4 ¿Cuál ha sido el rol del Sindicato Nacional de Periodistas (NUJ) en todo este proceso?

El NUJ ha sido mi apoyo, lo han sido todo. Sin su apoyo financiero y profesional, no creo que hubiera tomado el riesgo de ir al tribunal laboral. Fue el NUJ quien refirió mi caso a Caroline Underhill, la abogada más experimentada del bufete de abogados Thompsons y que está especializado en sindicatos y casos de discriminación. Ella fue la que me dijo que siguiera hacia adelante y me mostró su apoyo para hacerlo. Gracias a ello, pensé que podía tener éxito si ella creía en mí.

Claire Darwin, la abogada que me representó durante el juicio, es consejera del NUJ en cuestiones de discriminación salarial desde 2017 y ya sabía lo buena que era. Ella estaba dispuesta a luchar por mi caso y eso me dio muchas esperanzas.

Y lo más importante, la secretaria general del NUJ, Michelle Stanistreet, estuvo a mi lado durante cada paso del proceso. Asistió a todas mis reuniones internas durante el proceso de reclamación interno en la BBC y fue mi única testigo en el tribunal. Ella recogió todas las pruebas e hizo un análisis general sobre cómo la BBC discriminó salarialmente a las mujeres durante años. Fue la primera testigo en entregar pruebas al inicio del juicio. Verla defender estas pruebas fue muy inspirador para mí.

Además, tuve un apoyo fantástico de Sarah Kavanaugh y otros/as en las oficinas centrales del NUJ, donde me ayudaron a preparar un comunicado de prensa antes de que se iniciara el juicio, con el apoyo de varios/as periodistas de alto nivel, líderes eclesiásticos, políticos y locutores. Además, se encargaron de la cobertura mediática durante todo el proceso. Siempre estaré agradecida con todas estas mujeres y hombres del sindicato por su apoyo.

5 ¿Tuvo algún problema al regresar a la BBC tras ganar el caso?

No. Siempre he estado orgullosa de trabajar para la BBC y volví sin problemas a mi trabajo después del juicio. También fui el día en que se anunciaba el veredicto final, sin saber si había ganado o perdido. Mantuve el juicio separado de mi trabajo en todo momento. Muchos/as colegas han sido muy comprensivos/as y todos/as me han brindado muchas sonrisas, apretones de mano y abrazos, desde los/as guardias de seguridad y el personal de limpieza hasta los/as periodistas y editores/as.

6. Durante todo el proceso, ha recibido un gran apoyo de las mujeres en el Reino Unido y del extranjero ¿Qué consejo les daría a otras periodistas que sufren desigualdad salarial?

En el corto plazo, hablar entre todos/as. Preguntar a sus compañeros/as cuánto están ganando y compartir esa información. He ayudado a compañeros que ganaban menos en el pasado. Es recíproco. Hay que apelar a la decencia de los compañeros masculinos. Los tres compañeros a los que me dirigí me dijeron su salario, lo que hizo más fácil exponer mi caso. Estoy profundamente agradecida a ellos. Hombres y mujeres están del mismo lado, se trata de ser aliados/as. Eso sí, no podemos depender de la misericordia de los hombres.

En el largo plazo, no hay otra alternativa que desarrollar legislación que traiga transparencia a los salarios, como ya ocurre en naciones como Dinamarca. Esto también ayuda a luchar contra los sueldos excesivos. Las mujeres peor pagadas (y esto se aplica también a otros grupos discriminados) son las que esencialmente acaban pagando los sueldos millonarios.

For more information, please contact IFJ on +32 2 235 22 16

The IFJ represents more than 600,000 journalists in 146 countries

Follow the IFJ on TwitterFacebook and Instagram

Subscribe to IFJ News