Ser periodista en Italia

Los y las periodistas italianos/as están en primera línea de la crisis que ha afectado al país. La FNSI trabaja con la ayuda de todos sus afiliados/as y mantiene un diálogo permanente con el gobierno italiano.

Credit: FNSI

Pedimos apoyo para los medios y periodistas. Muchas actividades han sido bloqueadas. La prensa ha sido reconocida como un bien público y un servicio esencial. Todos los medios de comunicación italianos (periódicos, televisión, sitios web) demuestran cada día lo importante que es la información veraz para ciudadanía, especialmente en momentos de crisis. La población quiere saber qué está pasando y qué hacer y solo la prensa profesional puede hacer este trabajo.

Sin embargo, esta no es es una tarea fácil. Todos los grupos editoriales están sufriendo la falta de ingresos publicitarios. Muchos compañeros/as, especialmente los/as trabajadores autónomos, necesitan apoyo económico urgentemente.

El gobierno ha adoptado una desgravación fiscal especial para las inversiones en publicidad en los medios. La FNSI obtuvo del gobierno una prima única de 600 euros, que se otorgará a todos/as los/as periodistas en situación de precariedad y autónomos que tengan un ingreso anual menor a 35,000 euros. Se reconocerá el mismo bono para todos/as los/as periodistas con ingresos entre 35,000 y 50,000 euros que hayan sufrido una pérdida considerable de ingresos en comparación con 2019. El INJPI- Instituto Nacional de Jubilación para Periodistas Italianos - también asignó 42 millones de euros para apoyar a periodistas en situación de precariedad. Se proporciona una bonificación de 500 euros para aquellos con ingresos entre 2.800 y 28.000 euros, así como una línea de crédito.

También estamos discutiendo con el gobierno las próximas medidas económicas previstas para abril. Estamos pidiendo un nuevo apoyo para los medios de comunicación, especialmente aquellos que sufren por la reducción de las inversiones publicitarias, y los/as periodistas. Algunas compañías declararán un estado de crisis y solicitarán despidos para periodistas. Para nosotros, esto es inaceptable y es por eso que estamos pidiendo la intervención del gobierno. Estamos en guerra con un enemigo invisible y, como en cualquier guerra, la información es esencial.

Los/as periodistas italianos trabajan incansablemente. Muchos de ellos/as están involucrados/as en áreas donde el Covid-19 está muy presente. Algunos/as de ellos/as han sido infectados/as, otros/as están en cuarentena. En los últimos días, un periodista y camarógrafo, Paolo Micai, murió en Génova. Raffaele Masto, un colega de Radio Popolare, murió en Milán.

Seguimos creyendo que la información es esencial para la democracia y debe ser apoyada. En Italia, en Europa y en el mundo. Estamos cerca de todos los compañeros y compañeras que, incluso en estos días difíciles, en todo el mundo, cumplen con su deber. Creemos, como Eduardo De Filippo, un gran dramaturgo napolitano del siglo XX, que "a da passà a nuttata", es decir "la noche pasará".

En solidaridad

Raffaele Lorusso

Secretario general, FNSI

For more information, please contact IFJ on +32 2 235 22 16

The IFJ represents more than 600,000 journalists in 146 countries

Follow the IFJ on TwitterFacebook and Instagram

Subscribe to IFJ News