Pakistán y Siria encabezan la lista de países más peligrosos para los periodistas, que en 2014 registra 118 muertes

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha informado hoy de que 118 periodistas y diversos trabajadores de medios de comunicación han muerto en 2014 debido a choques violentos mientras se hallaban trabajando, lo que supone un aumento de 13 asesinatos con respecto al año anterior. Además, otros 17 periodistas perecieron en accidentes de tráfico o como consecuencia de desastres naturales durante misiones profesionales.

Según la 24ª Inicia la descarga del archivolista anual de la FIP, Asia Pacífico ha registrado el mayor número de muertes, con un total de 35, lo que la convierte en la región más peligrosa del mundo por segundo año consecutivo para los trabajadores del sector periodístico. Oriente Medio ocupa la segunda posición con 31 fallecidos, seguido del continente americano, que ha contabilizado un total de 26. África se sitúa en cuarto lugar con 17 muertes violentas y Europa cierra el listado con 9.

La FIP ha declarado que las actuales guerras en Siria, Irak y Ucrania, además de las violentas insurgencias en Pakistán y Afganistán, son la causa de muchas de estas muertes. Pakistán encabeza el listado de los países más peligrosos del mundo con 14 reporteros muertos seguido de Siria, donde 12 periodistas perdieron la vida debido a actos violentos. Afganistán y Palestina registraron 9 fallecimientos cada uno y Ucrania e Irak, 8.

La Federación ha advertido asimismo de que estas nuevas cifras son un recordatorio de la gravedad de la crisis de seguridad que viven los medios de comunicación e intensifica su apelación a los gobiernos para que hagan de la protección de los periodistas su mayor prioridad. Cita como ejemplos las brutales decapitaciones públicas como las de los reporteros autónomos británicos James Foley y Steven Sotloff a manos de militantes del autoproclamado Estado Islámico, que representan un giro en la actitud de los gobiernos hacia la protección de los medios de comunicación.

“Es momento de actuar frente a estas amenazas sin precedente ejercidas contra los periodistas, que están siendo víctimas no solo para restringir la libre circulación de información, sino cada vez más para asegurarse enormes rescates y concesiones políticas mediante el puro y simple uso de la violencia”, aseguró el presidente de la FIP, Jim Boumelha. “Como resultado, muchas organizaciones de medios de comunicación dudan a la hora de enviar reporteros a las zonas de conflicto por motivos de seguridad, incluso de utilizar el material recopilado por periodistas autónomos. Fracasar en la mejora de la seguridad de los medios de comunicación perjudicaría gravemente la cobertura de conflictos, que se empobrecería debido a la ausencia de testigos independientes”.

Además, la FIP ha señalado que otra causa de fallecimiento de los periodistas en 2014 han sido los temerarios ataques a estos trabajadores y a sus oficias de trabajo en lugares en conflicto como Ucrania o la Franja de Gaza.

Entretanto, el implacable régimen del terror y la violencia del crimen organizado continúa haciendo estragos en el periodismo de América Latina, especialmente en Honduras y México, donde muchos periodistas pagan con su vida por informar sobre sucesos tales como la corrupción o el tráfico de drogas.

Esta es la conclusión que la FIP extrajo de su misión en septiembre al estado de Guerrero, una de las áreas más violentas de México, con el propósito de alertar a las autoridades de la necesidad de una acción drástica para proteger a los periodistas locales.

“Los niveles de violencia ejercida contra los periodistas siguen siendo inaceptablemente altos en algunos países donde estos trabajadores corren un riesgo mortal en el ejercicio diario de su profesión”, declaró a su vez la Secretaria General de la FIP, Beth Costa. “Por desgracia, muchos han pagado con sus vidas la espiral de violencia que está sepultando los medios de comunicación y que está siendo a su vez avivada por el clima de impunidad”.

En 2014, la FIP ha intensificado las labores de seguridad, incluyendo programas de entrenamiento para periodistas de países de alto riesgo, como la región de Kurdistán (Irak), Afganistán o Pakistán. También ha colaborado con el Consejo de Europa para establecer una plataforma de seguridad online para reporteros y está probando las últimas herramientas de seguridad para mantener el contacto permanente con periodistas en misiones de alto riesgo.

Las estadísticas de periodistas y trabajadores de medios de comunicación asesinados en 2014 son las siguientes:

A 31 de diciembre, la FIP ha registrado los siguientes casos de fallecimiento:

- Víctimas de ataques con bombas e incidentes de fuego cruzado: 118

- Muertes relacionadas con accidentes y desastres naturales: 17

- Número total de muertes: 135

Los países que han registrado mayor número de muertes son los que siguen: 

Pakistán: 14

Siria: 12

Afganistán: 9

Palestina: 9

Irak: 8

Ucrania: 8

Honduras: 6

México: 5

Para más información puede ponerse en contacto con la FIP:

Jim Boumelha, Presidente, +44 7963 12 53 43 (inglés, francés)

Beth Costa, Secretaria General, +32 479 07 71 94 (español, inglés)

Ernest Sagaga, responsable de Derechos Humanos y Seguridad, + 32 477 71 4029 (inglés, francés)

Estíbaliz Ortiz, responsable de Comunicación y Campañas, +32 479 13 86 82 (español, inglés, francés)

La FIP representa a más de 600.000 periodistas en 134 países