La FIP urge la inmediata liberación de tres trabajadores de medios secuestrados por al-Qaida en Yemen

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) se ha unido hoy a su afiliado, el Sindicato de Periodistas de Yemen (YJS, por sus siglas en inglés), para demandar la inmediata liberación de tres trabajadores de medios de comunicación que fueron secuestrados por al-Qaida el pasado 12 de octubre. 

Según las informaciones del YJS, el corresponsal de Al Azal TV Amir Bou Owaydan, el corresponsal de Yemen Al Yamw Mohamed Al Makri y el cámara Akram al-Yamani fueron secuestrados en la ciudad yemení de Mukalla, región de Hadramout, el pasado lunes 12 de octubre mientras cubrían una protesta en contra de la presencia del grupo al-Qaida en dicha ciudad.

La FIP se ha sumado a la condena del incidente por parte del YJS. También secunda su petición de liberar inmediatamente a los trabajadores y respetar la protección de sus vidas.

"Estos últimos secuestros nos recuerdan que los periodistas se han convertido tristemente en moneda de cambio en las grandes luchas geopolíticas", ha afirmado el presidente de la FIP, Jim Boumelha. "Una vez más, nos ponemos del lado de nuestros compañeros yemeníes y sus familias en su sufrimiento diario para poder acometer su misión de informar. Asimismo, urgimos a sus captores su inmediata liberación y, mientras tanto, que su seguridad física sea garantizada".

Esta es la primera vez que el grupo al-Qaida toma periodistas como rehenes en el país de la península arábiga desde el secuestro en 2013 del fotógrafo estadounidense Luke Somers, que perdió la vida el pasado mes de diciembre durante un intento fallido de liberación capitaneado por las Fuerzas de Seguridad Especiales de EE. UU. 

Nueve periodistas han perdido la vida en lo que va de año en Yemen, según Abre el enlace externo en una ventana nuevadatos de la FIP, como consecuencia de las luchas entre los rebeldes hutíes y la coalición liderada por Arabia Saudí. El secuestro de Owaydan, Al Makri y al-Yamani eleva a 17 el número de periodistas y trabajadores de medios de comunicación presuntamente cautivos en el país, la mayoría de ellos por los hutíes. Nueve de estos reporteros fueron capturados el pasado 9 de junio en un hotel de la capital, Saná, desde el que se encontraban informando.

La FIP está muy preocupada por el deterioro de la libertad de prensa y la seguridad de los trabajadores de los medios en Yemen. Por tanto, la federación lanzó el mes pasado una campaña para elevar la sensibilización de su precaria situación a escala internacional. Una de las mayores acciones ha sido el envío de una carta al líder de los rebeldes hutíes, con copia al representante especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Yemen.

Más detalles sobre dicha campaña, Abre el enlace externo en una ventana nuevaaquí.


Para más información, contactar a la FIP en el tlf.+ 32 2 235 22 16

La FIP representa a más de 600.000 periodistas en 139 países

Sigue a la FIP en Twitter y Facebook