La FIP consternada por el asesinato salvaje de otro periodista americano

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha pedido una acción internacional para mejorar la protección de los periodistas que cubren los eventos en Iraq y en Siria después de la decapitación brutal del periodista americano Steven Sotloff.

Tras la ejecución de James Foley el 19 de Agosto, el grupo yihadista “Estado Islámico de Irak y Levante” (EIIL) ha publicado otras secuencias de un vídeo en Internet mostrando la atroz ejecución de Sotloff.

“Nos unimos a la denuncia internacional de ese acto cobarde y damos el más profundo y más sincero pésame a la familia y a los colegas de Steven Sotloff”, dijo el Presidente de la FIP, Jim Boumelha. “Frente a actos tan extremos y aborrecibles, la comunidad internacional debe afirmar su posición, ya no puede tolerar tanta crueldad, y tiene que actuar para proteger a los trabajadores de los medios que son tan viciosamente acosados”.

Dados los abominables incidentes de las últimas semanas en Iraq y Siria, pedimos directamente a los periodistas que se aseguran de estar formados en cuanto a la evaluación de riesgos y otras competencias salvavidas antes de viajar a estas zonas. Los que están ya allí tienen que tener muchísimo cuidado de su propia seguridad”.

Steven Sotloff, 31 años, era un reportero experimentado que conocía muy bien el Oriente Medio ya que había trabajado durante otros conflictos allí durante estos últimos 10 años. Originario de Miami (EEUU), era un periodista freelance muy respetado que trabajó por el Time Magazine, Políticas Externas y Asuntos Extranjeros.

El afiliado norteamericano de la FIP, el Newspaper Guild – CWA, instó a la comunidad internacional para que condenara esta atrocidad y que trabajáramos juntos para acabar con este enemigo de la humanidad.

“Al igual que James Foley hace 2 semanas, Steven Sotloff fue asesinado de manera horrible y lo mostraron en un vídeo destinado a aterrorizar y repugnar el mundo”, dijo el Presidente Bernie Lunzer. “Porque quieren arriesgar su vida para relatar lo que está pasando en las zonas más oscuras del mundo, los periodistas siempre han sido blancos vulnerables para los secuestradores.”

Añadió: “Matar a testigos que intentan, con mucho coraje, entender y explicar los conflictos constituye un ataque contra la civilización en sí”.

Siria e Iraq siguen estando entre los países más peligrosos para los periodistas en el mundo. Este año, 4 periodistas fueron muertos en Siria, y 7 en Iraq. Se piensa que aproximadamente 20 periodistas siguen secuestrados en esa región.

Desde el principio del año, 79 periodistas y trabajadores de los medios en el mundo han muerto en el cumplimiento de su deber.

Se aconseja a los periodistas que trabajan en el terreno que lean las directrices de seguridad.

La FIP también produjo un manual sobre periodismo de primera línea (en árabe) para los periodistas reportando desde Oriente Medio y territorios árabes.

Para más información, por favor contacten la FIP llamando al +32 2 235 22 17

La FIP representa a más de 600 000 periodistas en 134 países