FEPALC denuncia 24 asesinatos de periodistas y demanda a Estados frenar impunidad

En el marco de la Campaña Mundial contra la Impunidad, la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC) levanta su voz en protesta por el clima generalizado de impunidad en la región y la alta tasa de autocensura que se produce en aquellos países en los que los responsables de los crímenes no son llevados ante la justicia.

En lo que va del 2015 la FEPALC ha registrado 24 asesinatos de periodistas en América Latina-Caribe. Ello ratifica que la tendencia homicida sigue en aumento sin que los Estados –especialmente en México y Centroamérica- hagan esfuerzos por desentrañar los móviles de los crímenes ni identificar a los culpables.

México, con diez asesinatos, sigue siendo el país de mayor violencia contra los periodistas en la región. En dicho país, se registran tasas de impunidad superiores al 90 por ciento. Este año han sido asesinados: José Joaquín Pérez Morales (Tabasco - 23 de setiembre); Aurelio Hernández Herrera (Tabasco - 23 de setiembre); Adrián Martínez López (Tabasco – 4 de agosto); Rubén Espinoza (Veracruz - 3 de agosto); Filadelfo Sánchez Sarmiento (Oaxaca - 2 de julio); Juan Mendoza Delgado (Veracruz - 2 de julio); Ismael Díaz López (Tabasco - 18 de junio); Armando Saldaña Morales (Oaxaca - 5 de mayo); Abel Manuel Bautista Raymundo (Oaxaca - 14 de abril) y Moisés Sánchez Cerezo (Veracruz - 24 de enero). En varios de estos casos los efectivos policiales en investigaciones apresuradas han descartado el móvil profesional como causa de los crímenes. Ante ello nuestro afiliado, el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), denuncia dichas prácticas que tienen como objetivo que el crimen quede impune: vincular los asesinatos de periodistas a crímenes pasionales o delincuencia común, no a razones del quehacer informativo.

El segundo país con mayor riesgo es Honduras, que a la fecha registra cinco crímenes contra periodistas: Joel Aquiles Torres; Adelmo Arturo Cortes Milla; Artemio Deras Orellana; Cristel Joctan López Bermudez y Carlos Fernández.

A ello le siguen Guatemala y Colombia con 3 periodistas asesinados y Brasil, Paraguay y República Dominicana con un periodista victimado en cada caso.

La FEPALC, ante dicho panorama desolador, saluda iniciativas como la Campaña Mundial contra la Impunidad, que nos ha mantenido activando durante 22 días en reclamo por lo que sucede en México, Yemen, Ucrania y Filipinas. Al llegar la misma a su fin hace un llamado a todos sus afiliados a aunar esfuerzos para fortalecer la acción regional para que no cese la exigencia a los Estados de investigar los asesinatos, intimidación y amenazas contra periodistas. Ello es su deber.

En una fecha marcada por el dolor, la FEPALC expresa su solidaridad con los periodistas y trabajadores de los medios de Filipinas. Han pasado seis años desde aquel hecho sin precedentes en el que fueron asesinados en un solo acto 32 trabajadores de medios en el pueblo de Ampatuan, provincia de Maguindanao.

El gobierno filipino presionó para que esta fecha no sea emblema del Día Mundial contra la Impunidad. Por ello nos toca hoy a todos los periodistas y trabajadores de medios del mundo levantar nuestra voz con más fuerza exigiendo justicia y dejando claro que los colegas victimados no han sido olvidados.

De manera especial, la FEPALC expresa su apoyo al Sindicato Nacional de Periodistas de Filipinas (NUJP), afiliado a la Federación Internacional de Periodistas, con quien compartimos esfuerzos en esta lucha mundial contra la impunidad.


Para más información, contactar a la FIP en el tlf. + 32 2 235 22 16

La FIP representa a más de 600.000 periodistas en 139 países

Sigue a la FIP en Twitter y Facebook