El periodista ruso, Andrei Stenin, asesinado en el este de Ucrania

Tras notificarse la muerte del periodista ruso, Andrei Stenin, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la Federación Europea de Periodistas (FEP) han reiterado su llamamiento para que en Ucrania se respeten los derechos de los periodistas y se asegure que los periodistas no sean intimidados o heridos.

Stenin, que trabajaba para la agencia de noticias estatal rusa “RIA Novosti”, la cual forma parte del conglomerado Rossiya Segodnya, desapareció en el este de Ucrania en agosto donde hacía un foto-reportaje.

Los informes dicen que fue detenido por un grupo desconocido y RIA Novosti menciona una fuente anónima según la cual habría sido secuestrado por los servicios de seguridad ucranios. Las autoridades rusas empezaron a investigar su desaparición a mitad de Agosto.

Sin embargo, ahora se sabe que lleva muerto desde hace más de un mes. Según dice la agencia, su coche fue encontrado ayer, martes 2 de septiembre, quemado y con marcas de bala, en una carretera cerca de Donetsk.

“Condenamos el asesinato horrible del periodista Andrei Stenin y pedimos a las autoridades ucranias que empiecen una investigación completa inmediatamente para determinar las circunstancias de su muerte”, dijo Jim Boumelha, presidente de la FIP.

“Andrei no era soldado, era periodista, libre de moverse e informar sin miedo de ser atacado. Los responsables deben responder de este crimen. Reiteramos el llamamiento a todos los implicados en este conflicto para que respeten las libertades de los periodistas y se aseguren que sus derechos, determinados por el derecho internacional, sean siempre respetados”.

Con el asesinato de Stenin, son siete los periodistas que murieron en Ucrania este año. También hubo varios informes sobre periodistas intimidados, atormentados, heridos y secuestrados, y organizaciones de medios fueron repetidamente atacadas y tomadas como objetivo.

“La situación para los trabajadores de los medios y los periodistas en Ucrania sigue siendo precaria”, declaró Mogen Blicher Bjerregard. “Aconsejamos a todos los periodistas que estén trabajando en ese país que siempre se acuerden de su propia seguridad”.