El acoso judicial contra Assange continúa

El juicio para la extradición del fundador de Wikileaks Julian Assange a EEUU se reanudará el 7 de septiembre en Reino Unido y se alargará durante al menos tres semanas. La Federación Internacional de Periodistas (FIP) denuncia una vez más el acoso político y judicial contra Assange.

Credits: DANIEL LEAL-OLIVAS / AFP

Julian Assange lleva entre rejas en la prisión inglesa de Belsmarsch, situada al este de Londres, desde abril de 2019. La imagen de un hombre demacrado, dañado físicamente y sacado a la fuerza de la embajada ecuatoriana por la policía inglesa donde había pasado los últimos seis años pasará a los anales de la historia.

Assange fue puesto en aislamiento injustificadamente y todavía sigue detenido y se enfrenta a la tercera sesión del juicio, que comenzará el 7 de septiembre después de las celebradas en febrero y junio. Las próximas tres semanas serán cruciales para el fundador de Wikileaks, miembro del sindicato australiano afiliado a la FIP, el MEAA, y titular de la tarjeta de prensa internacional de la FIP.

Assange, que se enfrenta a 175 años de prisión si es finalmente extraditado a EEUU, está acusado por el gobierno estadounidense de haber motivado en 2010 a la denunciante Chelsea Manning a irrumpir en el sistema informático del gobierno y filtrar información y pruebas claras sobre crímenes de guerra. El vídeo “Asesinatos Colaterales” fue uno de los documentos filtrados por Chelsea Manning. Durante varios minutos, vemos a través de la cámara de un helicóptero Apache de los EEUU en Irak una vergüenza militar en vivió. Aquel día al menos 18 personas fueron asesinadas en Bagdad, entre ellas dos periodistas de Reuters.

A pesar de que Assange pudo reunirse con sus familiares a finales de agosto, especialmente con sus hijos, su estado de salud sigue siendo muy preocupante y no se están tomando medidas para mejorarlo”, dijo el Secretario General de la FIP, Anthony Bellanger, quien está en contacto regular con el padre de Assange, John Shipton.

La situación también es crítica en el frente judicial, ya que los tribunales británicos tendrán que decidir que decidir sobre su extradición a los EEUU, abriendo la puerta a una condena a cardena perpetua para el fundador de Wikileaks. La FIP sigue trabajando con múltiples organizaciones de libertad de expresión y ha recordado a los miembros del Consejo de Europa y a la comunidad internacional que el Reino Unido tiene detenido a un hombre por revelar información de interés público”.

For more information, please contact IFJ on +32 2 235 22 16

The IFJ represents more than 600,000 journalists in 146 countries

Follow the IFJ on TwitterFacebook and Instagram

Subscribe to IFJ News