Los asesinos del periodista paraguayo Pablo Medina Velásquez deben ser castigados, dice la FIP

La Federación Internacional se ha unido a su grupo regional, la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC), para expresar su profunda consternación por el asesinato del periodista paraguayo, Pablo Medina Velásquez.

Según los informes, Medina, de 53 años, corresponsal regional del periódico independiente más grande del Paraguay, ABC Color, regresaba de un viaje de trabajo fuera de la ciudad oriental de Curuguaty el pasado jueves, 16 de octubre, cuando su vehículo fue detenido por dos pistoleros en una motocicleta. Le dispararon cuatro veces y murió en el lugar. Su asistente Antonia Maribel Almada, 19, también murió en el ataque. Se dice que cuatro sospechosos que han sido detenidos.

FEPALC dice que la muerte de Medina se ve agravada por el hecho de que ya había recibido numerosas amenazas por su trabajo. Él había sido blanco de ataques debido a sus informes sobre las bandas de tráfico de marihuana en la zona norte de Canindeyú, dirigidos aparentemente por personas vinculadas a la política. El ministro del Interior de Paraguay, Francisco de Vargas, dijo a los periodistas que la policía había estado proporcionando guardaespaldas a Medina, pero estaba sin escolta en el momento del ataque.

La FIP se ha unido a la FEPALC para hacer un llamamiento a las autoridades paraguayas para llevar a cabo una investigación inmediata y exhaustiva sobre el crimen, para que los autores sean identificados de manera inequívoca y llevados ante la justicia.

"Nos unimos a nuestros colegas de la FEPALC en una demanda unida a las autoridades paraguayas para asegurar que los perpetradores de este horrible ataque sean identificados correctamente y respondan por este crimen", dijo la Secretaria General de la FIP Beth Costa. "Tres periodistas han sido asesinados en Paraguay este año y nadie ha sido condenado por estos crímenes. La impunidad de estos ataques criminales contra trabajadores de los medios no debe ser tolerada. Los que llevan a cabo estos ataques atroces deben rendir cuenta completa ".

Costa añadió: "Enviamos nuestro más sentido pésame a la familia y asociados del muy respetado periodista, Pablo Medina Velázquez, y su ayudante, Antonia Maribel Almada, quien murió en el servicio de su profesión."