La FIP y sus organizaciones afiliadas en E.E.U.U., en duelo por el asesinato de fotógrafo en Yemen

La Federación Internacional de Periodistas se une a sus sindicatos afiliados en los EE.UU., el Gremio de Periódicos (TNG), Sindicatos Nacional de Escritores (NWU) y la Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión (AFTRA), en el duelo por la muerte del fotógrafo Lucas Somers, luego de que fuera asesinado a tiros por sus secuestradores durante un intento fallido por fuerzas especiales estadounidenses de liberarlo.

 

"La FIP y sus afiliados a lo largo del mundo condenan esta atrocidad y envían a sus condolencias a la familia de Lucas. Al igual que muchos otros reporteros gráficos, decidió vivir entre los hombres y mujeres cuyas vidas y sufrimiento que quería retratar. Lucas estaba comprometido plenamente en su deber de periodista para contar las tragedias de la gente y arrojar luz sobre la vida del día a día. Lamentablemente él pagó con su vida su apego a Yemen y su gente ", dijo el presidente de la FIP, Jim Boumelha.

Lucas fue secuestrado hace más de un año fuera de un supermercado en la ciudad de  Sanaa por un grupo identificado como la rama de Al Qaeda en Yemen. Según los informes, fue trasladado de pueblo en pueblo, pero recientemente apareció en un video difundido por sus captores pidiendo ayuda.

Según informes periodísticos, una unidad especial de Estados Unidos aterrizó en el lugar en el sur de Shabwa, donde se llevó a cabo una operación para tratar de liberarlo. Luego de la misma, fue disparado por sus captores durante la operación que se produjo después de un largo silencio informativo sobre los detalles de su cautiverio.

El asesinato de Lucas Somers sigue la ejecución de otros dos periodistas en Siria, James Foley y Steven Sotloff, quienes fueron asesinados por el grupo Isis en agosto y septiembre, respectivamente. Un intento de rescatar Foley también fracasó.

"Al igual que con Foley y Sotloff, la vida y la muerte Lucas Somers subrayan el creciente papel de los trabajadores independientes en la cobertura de una guerra, que trágicamente parece estar creciendo, sin final a la vista, y ya se ha cobrado millones de víctimas y miles de millones de dólares de costos. "dijo Larry Goldbetter, presidente de la Unión Nacional de Escritores.

La FIP y sus instituciones afiliadas en los EE.UU. expresaron su preocupación por las tácticas del gobierno de Estados Unidos para hacer frente a este tipo de secuestros y pidieron la re-evaluación anunciada por el presidente Obama de todos los aspectos del enfoque del gobierno para liberar a rehenes en situaciones similares,, tras el fracaso de la última operación

"Estos últimos asesinatos han establecido un nuevo reto para nosotros , desde que los periodistas se han convertido en peones en luchas geopolíticas más grandes" añadió Boumelha.