La FIP y la FEP piden la puesta en libertad de una fotoperiodista española acusada de transportar inmigrantes en Melilla

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) y su grupo regional en Europa (FEP) se unen a sus afiliados españoles para demandar la puesta en libertad de la fotoperiodista de la Agencia France Press (AFP) Ángela Ríos Vicente, que fue detenida esta madrugada en Melilla por la Guardia Civil y acusada de “favorecimiento de la inmigración”, que ella niega categóricamente.

Su abogado, Antonio Zapata, ha asegurado que Ríos se encontraba en misión profesional para informar sobre una posible llegada de inmigrantes tras cruzar la valla melillense.

La reportera Ángela Ríos (30), retenida desde las seis de la pasada madrugada, ha sido acusada por la Guardia Civil de un delito contra la “libertad de los trabajadores”, cuya pena oscila entre los seis meses y los seis años de cárcel. Zapata ha presentado un “habeas corpus” por detención ilegal y espera que su clienta sea puesta a disposición judicial esta tarde.

La FIP y la FEP, preocupados por este hecho, unen sus fuerzas para respaldar a sus afiliados en España y se suman a los deseos de AFP, que ha declarado que “esperamos que sea sólo un malentendido y que nuestra colaboradora pueda recuperar la libertad lo antes posible”.

La Guardia Civil acusa a la periodista de “favorecimiento de la inmigración” ya que, según afirmó a AFP el subteniente de la Guardia Civil Juan Antonio Martín Rivera, Ríos transportaba a “cuatro inmigrantes subsaharianos en un coche hacia el CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes)”. La Delegación del Gobierno de Melilla aseguró esta mañana en un comunicado que los inmigrantes, vistos a bordo del coche, consiguieron escapar y que los agentes sólo consiguieron interceptar a la mujer que conducía el automóvil.

Zapata niega los hechos e informó de que la fotoperiodista se había trasladado a ese lugar en misión profesional para cubrir un intento de entrada a suelo español de unos 70 inmigrantes clandestinos al cruzar la valla de Melilla. Según su versión, Ríos se cruzó con un grupo de inmigrantes y les indicó con la mano la dirección del CETI, donde fue arrestada por la Benemérita una hora más tarde.


For more information, please contact IFJ on + 32 2 235 22 17

The IFJ represents more than 600,000 journalists in 134 countries

Follow the IFJ on Twitter and Facebook