El periodista somalí Omar Wadere, en Bélgica tras sobrevivir a un ataque de extremistas religiosos

Omar Mohamud Wardere, que trabajaba para la Radio Risaala en Mogadishu (Somalia), es un hombre de voz suave y buenos modales. A pesar de sobrepasar la treintena, admite que su "cara de niño frena mi edad".

Sin embargo, la historia de su venturosa huida el pasado mes de abril de Mogadishu, su ciudad natal, cuando unos desconocidos se presentaron en su casa, no fue un juego de niños. La actuación de su mujer, que fue quien abrió la puerta, le hizo ganar unos minutos que le permitieron escapar. No obstante, su hermano menor murió durante el asalto.

Omar, miembro del afiliado somalí NUSOJ de la FIP, esperaba una visita de ese calibre desde que publicó un artículo sobre el ataque del movimiento yihadista islámico somalí al-Shabab al Ministerio de Educación, en el que murieron varias personas.

El periodista se encuentra actualmente a salvo en Bélgica y está uniendo fuerzas con NUSOJ para conseguir que su solicitud de protección sea aceptada.

Omar visitó recientemente la sede de la FIP en Bruselas y nos contó su historia (en inglés).


Para más información, contactar con la FIP en el tlf. + 32 2 235 22 16

La FIP representa a más de 600.000 periodistas en 134 países

Sigue a la FIP en Twitter Facebook

Suscríbete a las noticias de la FIP