Los sindicatos internacionales piden una convención de la OIT para detener la violencia de género en el trabajo

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) se unirá a una coalición global de sindicatos y grupos de la sociedad civil para Abre el enlace externo en una ventana nuevaponer fin a la violencia diaria que las mujeres enfrentan en el trabajo.

Dicha coalición unirá sus fuerzas para pedir a los gobiernos que apoyen una convención de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para acabar con la “epidémica” violencia de género (VdG) en el lugar de trabajo.

Abre el enlace externo en una ventana nueva ¡ÚNETE!

El riesgo de exposición es a menudo mayor en el periodismo y los medios de comunicación. Para las mujeres periodistas, la violencia y la intimidación no ocurren únicamente en las zonas de conflicto: se trata de experiencias diarias.

Casi 2 de cada 3 mujeres periodistas entrevistadas por Abre el enlace externo en una ventana nuevaInternational Women´s Media Foundation (IWMF) han experimentado intimidación, amenazas o abuso en relación con su trabajo.

La campaña, que cuenta con el apoyo de la Confederación Sindical Internacional (CSI) y diversos grupos de mujeres en todo el mundo,Abre el enlace externo en una ventana nueva pretende convencer a una mayoría de los gobiernos miembros del órgano rector de la OIT para que apoyen la adopción de dicha convención, que la OIT debatirá en junio de 2018. 

La ratificación de dicha convención de la OIT supondría el compromiso por parte de los gobiernos de adecuar su legislación a los estándares y ayudaría a las mujeres a garantizar sus derechos, reducir su exposición a la VdG y a aumentar su independencia económica y su productividad en el trabajo. La OIT acaba de publicar Abre el enlace externo en una ventana nuevaun informe en inglés sobre la VdG que incluye varios modelos de cláusulas y un centenar de casos prácticos.

¨El cumplimiento de leyes adecuadas es crucial para prevenir la violencia de género en el lugar de trabajo y los sindicatos juegan un papel fundamental en esto, así como para asegurar que los derechos sean respetados¨, ha afirmado el presidente de la FIP, Philippe Leruth.

Hasta septiembre de este año, la coalición presionará a los gobiernos y a las patronales para que respondan a la consulta de la OIT sobre la necesidad de esta convención, con especial énfasis en la violencia de género en el lugar de trabajo.

¨Proteger y empoderar a las mujeres trabajadoras y a las periodistas es una cuestión sindical y una de nuestras prioridades¨, ha añadido Leruth. ¨La FIP urge a sus afiliados y a los periodistas en el mundo a Abre el enlace externo en una ventana nuevaunirse a la campaña y presionar a sus gobiernos nacionales y empleadores para que aprueben la convención como primer paso para acabar con esta pesadilla de violencia y abuso. Asimismo, enviaría el rotundo mensaje de que la violencia NO forma parte del trabajo¨.

Mindy Ran, copresidenta del Abre el enlace externo en una ventana nuevaComité de Género de la FIP, ha declarado: “Para las mujeres periodistas, la violencia, el abuso y el acoso, tanto físico como en línea, son sucesos cotidianos. El trabajo precario, la falta de contratos, los sueldos reducidos y los ataques a los derechos sindicales contribuyen a esta epidemia. La VdG es el reflejo de la relación desigual de poder entre mujeres y hombres y una de las violaciones más predominantes e ignoradas del mundo. Los sindicatos se sitúan al frente de esta campaña para poner fin a este abuso de nuestros derechos humanos. Los gobiernos y empleadores deben organizarse para acabar con la violencia”.

La coalición global de sindicatos está haciendo campaña para asegurar que la convención de la OIT incluya una amplia definición de violencia de género en el trabajo, así como medidas para prevenir dicha violencia y medios para proteger y apoyar a las trabajadoras afectadas por ella.

Además, la convención ayudaría a ahorrar dinero, ya que la violencia doméstica y la ocurrida en el lugar de trabajo cuestan a la economía miles de millones de dólares en asistencia médica, procesos judiciales, pérdida de ingresos y subsidios por enfermedad.

Nota:

No existe una única definición aceptada universalmente de violencia de género (VdG). Puede tratarse de todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico, o que ocasione sufrimiento a mujeres y niñas, incluyendo amenazas de dichos actos, coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada.

El 35% de las mujeres en todo el mundo ha sido víctima de actos de violencia física y/o sexual y entre el 40 y 50% de las mujeres sufre insinuaciones de carácter sexual, contacto físico no consentido u otras formas de acoso sexual en el trabajo.

Este tipo de violencia, además de la violencia doméstica, tiene un claro impacto en el lugar de trabajo que se refleja en el absentismo, la pérdida de productividad y la seguridad laboral de las víctimas.

VdG en las redacciones

El riesgo de exposición a este tipo de violencia es a menudo mayor en el periodismo y los medios de comunicación, en especial en aquellos trabajos informales o precarios, que incluyen sueldos bajos, que privan a los/las trabajadores/as de afiliarse o formar sindicatos y que cuentan con una escasa rendición de cuentas por parte de la dirección. Para las periodistas, la violencia e intimidación no ocurren únicamente en las zonas de conflicto: corren el riesgo de experimentarlas diariamente.

Casi dos tercios de las mujeres periodistas encuestadas por Abre el enlace externo en una ventana nuevaInternational Women’s Media Foundation (IWMF) aseguraron haber experimentado intimidación, amenazas o abuso relativos a su trabajo. La mayoría de los ataques suceden normalmente en la oficina y casi el 45% son cometidos por un jefe o superior. Sólo una minoría de las víctimas de abuso sexual se atreve a informar sobre ello.

Además, las amenazas en línea se han disparado. El ciberacoso y las amenazas dirigidas contra las mujeres difirieren de aquellas experimentadas por los hombres: se trata de amenazas misóginas. Como dice la periodista y embajadora de UNICEF Tara Moss, el ciberacoso, las amenazas de violación y la pornografía vengativa en la red están alcanzando ¨proporciones epidémicas¨. El ciberacoso contra las mujeres corre el riesgo de convertirse en la norma establecida en nuestra sociedad digital, siendo las mujeres menores de 30 años particularmente vulnerables.

Las mujeres en los sindicatos

¿Lo sabías? En muchas partes del mundo, las mujeres en los sindicatos ganan un 30% más de media que las no sindicadas y 3 de cada 4 mujeres sindicadas tienen planes de pensiones frente a 4/10 de las mujeres trabajadoras no sindicadas. Además de Abre el enlace externo en una ventana nuevamejoras salariales, los sindicatos también ofrecen apoyo legar y consejo, convenciones colectivas, representación, educación y formación

¿Todavía no estás sindicado/a? Contacta a Abre el enlace externo en una ventana nuevanuestras asociaciones/sindicatos afiliados en tu país.

Lee el Abre el enlace externo en una ventana nuevaartículo de la copresidenta del Comité de Género de la FIP Mindy Ran en el periódico Equal Times.


Para más información, contactar con la FIP en el tlf. + 32 2 235 22 16

La FIP representa a más de 600.000 periodistas en 140 países

Sigue a la FIP en widthTwitter y widthFacebook

widthSuscríbete a las noticias de la FIP