La FIP y la FEP piden al Parlamento Europeo que apoye los derechos de autor

Las Federaciones Internacional y Europea de Periodistas (FIP y FEP) han reiterado hoy su apoyo a la Directiva sobre Derechos de Autor en el Mercado Digital (DSM), pidiendo a los eurodiputados que voten el 12 de septiembre a favor del proyecto de ley, tal y como propone la Comisión de Asuntos Jurídicos de la eurocámara (JURI).

Las Federaciones Internacional y Europea de Periodistas (FIP y FEP) han reiterado hoy su apoyo a la Directiva sobre Derechos de Autor en el Mercado Digital (DSM), pidiendo a los eurodiputados que voten el 12 de septiembre a favor del proyecto de ley, tal y como propone la Comisión de Asuntos Jurídicos de la eurocámara (JURI).

Se trata de un texto pionero que, tal y como fue planteado por la comisión JURI el pasado 20 de junio, reconoce la importancia crucial de los derechos de autor, de la inversión que hacen los medios de comunicación para producir contenido de calidad y la necesidad de establecer un marco de prácticas justas en la explotación de contenidos informativos en internet.

Es una legislación que llevamos esperando desde hace mucho tiempo que devuelve el equilibrio y la diversidad a un sector extremadamente importante y que ahora está controlado por un pequeño grupo de empresas tecnológicas”, ha dicho Anthony Bellanger, Secretario General de la FIP. “Muchos de los críticos de la directiva, que dicen ser independientes y hablar en nombre de la sociedad, están en realidad financiados por estos gigantes tecnológicos. Dicen que los derechos de autor solo benefician a las grandes empresas, pero sin embargo, lo que está en juego es el medio de vida de cientos de miles de periodistas y millones de autores en Europa cuyos ingresos dependen de estos derechos”.

“Los derechos de autor no tienen nada que ver con la censura”, ha añadido Ricardo Gutiérrez, Secretario General de la FEP. ”Es la medida que garantiza que nuestras sociedades puedan beneficiarse del trabajo de autores profesionales que trabajan de forma independiente porque pueden hacer de su trabajo su modo de vida. Si el trabajo de estos autores, en cambio, dependiera de patrocinios u otros apoyos, su independencia y capacidad de informar y crear contenido se verían seriamente dañadas”.

Ambas organizaciones dicen que ninguno de los miedos que ha promovido la campaña contra los derechos de autor está justificado. En concreto, señalan:

  • Que el Artículo 11 es una medida necesaria para evitar que las compañías de internet exploten gratuitamente el trabajo de periódicos y periodistas que producen textos e imágenes. Sé que las federaciones Internacional y Europea de Periodistas han adoptado una posición conjunta con las organizaciones de editores en relación al Artículo 11 y el considerando 35 (disponible aquí) para asegurar que los beneficios derivados de los futuros derechos de autor sean repartidos de forma justa entre editores y periodistas.
  • Que el Supervisor Europeo de Protección de Datos dijo[1]que los requisitos de control del Artículo 13 son proporcionales (el principal problema, al contrario de lo que le habrán dicho los lobistas que se oponen a cualquier tipo de regulación, es que esto depende de su correcta puesta en marcha por parte de los Estados Miembros). La concesión de licencias a través de sociedades de gestión dará a los fotógrafos, en particular, una compensación por el uso descontrolado y sin autorización de su trabajo y poner fin a la consecuente devaluación del mismo. Por lo tanto, la concesión de tales licencias, y no el filtrado de contenido, es el objetivo lógico de este Artículo.
  • Que las propuestas del “triángulo de transparencia” de los Artículos 14, 15 y 16 ofrece una base para que yo –y otros autores- reciba la remuneración justa que necesito para poder continuar trabajando como profesional que puede dar su aportación a la democracia a través de un trabajo periodístico ético e independiente.
  • La propuesta deja fuera los hyperlinks y no penalizará a los usuarios por compartir artículos.

En cartas dirigidas a los eurodiputados, la FIP, la FEP y sus afiliados han instado a los representantes europeos a que voten a favor del informe completo presentado por la comisión parlamentaria JURI y, en particular, a que mantengan el Capítulo III del mismo, en defensa de la cultura y la democracia en Europa.

Al mismo tiempo, la FIP y la FEP advierten contra la aprobación de cualquier legislación que margine a los autores, particularmente a los periodistas, y les prive de una remuneración justa y proporcional de los beneficios del derecho derivado.

Sin la protección de los derechos de autor no habrá periodismo profesional.

La FIP representa a más de 600.000 periodistas en todo el mundo y la FEP a más de 320.000 periodistas de 44 países europeos.


 <font face="Roboto, Arial, sans-serif" color="#231f20">Para obtener más información, comuníquese con la FIP al</font> + 32 2 235 22 16

<font face="Roboto, Arial, sans-serif" color="#231f20">La FIP representa a más de 600,000 periodistas en 146 países </font>

Sigue a la FIP en Twitter Facebook

Suscribirse a IFJ News