La FIP hace llamado a Egipto para que libere a los periodistas detenidos tras censurar una feria del libro, hecho despertó temores por la libertad de expresión

La Federación Internacional de Periodistas acusó a las autoridades egipcias de censura e intimidación contra el periodismo independiente, después de un apagón ocurrido durante la Feria Internacional del Libro en Cairo, el pasado 28 de enero. Ese día la policía arrestó a varios activistas y les presentaron cargos por “difundir propaganda falsa contra el gobierno”.


Dos días después les fueron confiscadas copias de una reciente publicación, La Ruta Socialista Hacia el Cambio: una visión socialista militante para el cambio en Egipto, y copias de una revista, producidas por el Centro Socialista de Estudios. Las publicaciones habían sido producidas legalmente. Esta semana uno de los periodistas inició una huelga de hambre como protesta por su arresto y el de otros activistas


“Es intolerable el acoso y la intimidación hacia escritores y periodistas de la oposición,” dijo Aidan White, Secretario General de la FIP. “Refleja una hostilidad general hacia la libertad de expresión, contraria al movimiento creciente de democracia y de derechos humanos en Medio Oriente.”


La FIP ha expresado completa colaboración con el Sindicato de Periodistas de Egipto que exige la liberación de Ibrahim El Sahary, periodista del periódico socialista Al Alam Al Youm, quien recibió una golpiza por parte de la policía cuando fue arrestado por circular propaganda “anti- gubernamental.” Ayman Nour, miembro del Parlamento, director del Nuevo Partido Liberal, oposición Al Ghad, y periodista para el nuevo periódico Al Ghaddaily, también fue arrestado. Ambos están temporalmente bajo custodia.


“Es imposible no observar este acto como una intimidación en contra de aquellos que están luchando para presentar opiniones alternativas sobre el futuro de la democracia en Egipto”, comentó White. Agregó que la FIP está particularmente preocupada por El Sahary, quien está en huelga de hambre desde el pasado lunes. El Sahary había sido detenido por una circular que había sido firmada por varias figuras públicas. La FIP afirma que el periodista fue tratado brutalmente por la policía y necesita tratamiento médico.


El sindicato egipcio, hace un llamado al Ministro de Justicia, Mahmoud Abou El-Leil, y al Primer Ministro Ahmed Nazif para decretar una ley que prohíba la detención de periodistas, como lo prometió hace un año el Presidente Mubarak.


“Es tiempo de un cambio en Egipto,” afirmó White. “Los días cuando el acoso, la intimidación y la censura eran maneras rutinarias para lidiar con el periodismo independiente, han finalizado. La libertad de expresión debe estar garantizada para todos.”


Para más información por favor contacte +32 2 235 22 07

La FIP representa a más de 500,000 periodistas en más de 100 países