La FIP exige justicia en el asesinato del reportero gráfico Gregorio Rodríguez en México

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) hoy expresó su categórica condena al asesinato del reportero gráfico Gregorio Rodríguez Hernández, de 33 años, corresponsal en la comunidad de Escuinapa, del diario El Debate, Mazatlán, Sinaloa, y se une a las exigencias de una exhaustiva investigación que hace el gremio periodístico mexicano.


Al expresar su repudio por tan abominable hecho, la FIP recordó que con la muerte de Rodríguez, son veinticuatro los periodistas asesinados en América Latina durante el año 2004, una de las cifras más altas para cualquier región del mundo en este período.


“Es doloroso ver cómo mes tras mes jóvenes profesionales de la prensa como Gregorio Rodríguez, en México, o María José Bravo, en Nicaragua, son asesinados a mansalva en nuestra región latinoamericana. Los periodistas y sus organizaciones debemos unirnos en una cruzada por la defensa de los derechos humanos de nuestros colegas y luchar firmemente contra la impunidad”, expresó Gregorio Salazar, Coordinador Regional de la FIP.


El reportero gráfico fue asesinado de tres balazos cuando se encontraba en compañía de sus menores hijos de 9 y 6 años, a las siete de la noche del domingo 28 de noviembre, en un restaurante de la localidad. Aún no se conocen ni los móviles ni los autores del hecho. Al trabajador de la prensa no se le conocían enemigos. Tenía dos años desempeñándose como fotógrafo del diario, cubría diversas fuentes de información local, sociales y seguridad pública entre otras.


La FIP también exige que se investigue la agresión contra otro reportero gráfico de El Debate, Martín Urista Morales, quien hace varias semanas fue atacado fisicamente por agentes de la Subprocuraduría de Investigación contra la Delincuencia Organizada. Según se denunció en esa oportunidad, los agentes intentaron asfixiarlo, le robaron su equipo de trabajo y lo privaron ilegalmente de la libertad, después de que con su lente captó el momento en el que los policías ingresaron sin orden judicial a una casa propiedad de un ex jefe policial de la localidad.


Para más información por favor contacte +32 2 235 22 07

La FIP representa a más 500,000 periodistas en más de 110 países