La FIP afirma que las elecciones en Irak son un “sueño iluso de políticos engañosos” mientras medios enfrentan nueva presión

“Por estos días, la idea de elecciones libres y justas en Irak, es un sueño iluso, a menos que todas las restricciones sobre los periodistas sean levantadas inmediatamente”, dijo la Federación Internacional de Periodistas. La FIP demanda noticias urgentes acerca de la detención de un corresponsal de la televisión árabe por parte de la fuerzas de ocupación estadounidense, y ha condenado al gobierno interino iraquí por intentar censurar a los medios bajo una nueva directriz de Bagdad.


“Los periodistas sufren ya al reportar libremente bajo condiciones peligrosas,” dijo Aidan White, Secretario General de FIP. “Pero la atmósfera es infinitamente peor cuando los ejércitos de ocupación y las autoridades intentan controlar a los medios a través de detenciones arbitrarias y decretos impuestos”.


La FIP hizo un llamado a la liberación de Abdel Kader Al-Saadi, corresponsal de televisión Al-Arabiya, de quien según se informa fue arrestado hace una semana en Faluya. El periodista se mantuvo en la ciudad para cubrir la guerra y se entregó a fuerzas estadounidenses. Al-Arabiya dice que él fue recogido por fuerzas de EU. Esta compañía ya ha sufrido pérdidas graves en Irak: ocho empleados han muerto desde marzo de 2003, tres asesinados por el ejército norteamericano en un incidente que la FIP dice falta esclarecer.


La FIP afirma que Al-Saadi lucía distintivos claramente visibles que lo identificaban como periodista, en el momento de su arresto, y exige su liberación inmediata. “Es intolerable que él deba estar bajo custodia. No podemos ignorar la posibilidad que esté siendo intimidado por intentar hacer su trabajo,” dijo White.


Mientras tanto, la Federación ha condenado, de manera tajante, a la autoridad interina de Irak, por decirle a los medios noticiosos que reflejen las posiciones del gobierno en sus reportes. La orden viene en una declaración entregada por la Alta Comisión Reguladora de Medios del gobierno que exhortó a los periodistas a no realizar “descripciones patriotas de grupos de asesinos y criminales,” y le pidió a los medios establecer por aparte “un espacio dentro del cubrimiento de noticias para la posición del gobierno Iraquí, que exprese las aspiraciones de la mayoría”. Si los medios no cumplen, la declaración amenaza: “Estaremos obligados a tomar todas las medidas legales para garantizar los principales intereses nacionales.”


“Aunque la comisión cita un estado de emergencia de 60 días -dijo White-, este es un siniestro desarrollo y sugiere que periódicos y televisión, van a enfrentar tácticas severas de las autoridades para remolcar la dirección de su trabajo”.


La FIP dice que las autoridades irakíes, que cerraron la oficina del canal satelital Al-Jazeera en Bagdad y le prohibieron recopilar noticias en Irak tras estimar que su cubrimiento era contra los irakíes y contra el gobierno, continuaron siendo intolerantes hacia el periodismo independiente.


“En estas circunstancias, la idea de elecciones libres y justas dentro de las semanas venideras, es un sueño iluso de políticos engañosos” dijo White.


Para más información por favor contacte +32 2 235 22 07

La FIP representa a más 500,000 periodistas en más de 110 países