FIP solicita a comunidad internacional presionar por la liberación de 20 periodistas encarcelados en Etiopía

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, exigió la libertad de 20 periodistas que han permanecido en la cárcel durante los últimos nueve meses en Etiopia por razones políticas, e hizo un llamado a los líderes del mundo a presionar al gobierno etiope por su liberación.


Diez y siete periodistas fueron arrestados durante la represión violenta de las protestas contra el gobierno tras las elecciones nacionales de noviembre. Los periodistas fueron acusados de traición y podrían ser sentenciados a muerte o recibir cadenas perpetuas. Los comunicadores no han aceptado ser defendidos en los juicios debido a la naturaleza política de sus arrestos y detenciones.


“Protestamos vehementemente contra la ciega represión a la libertad de expresión y exigimos la liberación inmediata e incondicional de todos los colegas encarcelados en Etiopía, ya que no existe evidencia sólida que respalde las acusaciones”, afirmó Gabriel Baglo, director de la oficina de la FIP en África. “El gobierno de Meles Zenawi tiene el registro más triste de periodistas en prisión y es también el país con el mayor número de colegas en exiliados de África”.


Entre los colegas detenidos, Serkalem Fasil se encontraba en embarazo cuando fue arrestada y dio a luz en prisión. Fasil requiere de atención médica apropiada para ella y su bebé. Su esposo, el periodista Eskinder Nega está en la cárcel desde noviembre de 2005 con cientos de prisioneros detenidos.


El periodista freelance Abraham Reta también está privado de libertad. Reta fue arrestado el 24 de abril del 2004 y fue condenado el mismo día a un año en prisión. Dos comunicadores del canal público de televisión, ETV, Shiferraw Insermu y Dhabassa Wakjira, permanecen en prisión desde el 22 de abril del 2004.


Gran número de periodistas y prisioneros políticos sufren problemas de salud debido a las condiciones penitenciarias. Según varios informes, un número importante de prisioneros estuvieron ausentes en la audiencia llevada a cabo el 21 de junio. La policía de la prisión declaró que los periodistas estaban enfermos y algunos fueron hospitalizados al momento de la audiencia.


La prisión Kaliti, donde se encuentran los colegas, esta bajo el efecto la temporada de lluvia, momento en ratones salvajes invaden las celdas propagando enfermedades contagiosas. La mayoría de celdas tienen paredes de acero oxidado, son extremadamente frías cuando llueve y muy calientes en temporada seca.


Durante una misión enviada en mayo, la FIP y la federación sindical global de trabajadores de la educación Education Internacional, se quejaron de la falta de libertad de asociación y de expresión, el acoso y los ataques contra periodistas, profesores y sus asociaciones.


“La Asociación de Prensa Libre para Periodistas, APLP, está completamente disuelta; no hay medios independientes en Etiopía. La mayoría de periodistas independientes han pasado a la clandestinidad y aproximadamente 100 comunicadores están en exilio, incluyendo al Presidente de la APLP, Kifle Mulat”, dijo Baglo, quien participó en la misión.


"Hacemos un vehemente llamado al Presidente de la Unión Africana, Denis Sassou-Nguesso, en la República del Congo, y al Presidente de la Comisión de la Unión Africana, Alpha Omar Konare, a presionar al gobierno de Etiopía para que libere sin condiciones a todos los periodistas detenidos”, agregó. “También hicimos un llamado al Presidente de los Estados Unidos, George Bush, al Primer Ministro Británico, Tony Blair y al Presidente de la Unión Europea, José Manuel Barroso, que han apoyado al gobierno de Etiopia, para que garanticen que la libertad de prensa, de expresión y asociación y los derechos humanos sean respetados”.