FIP exige investigaciones creíbles por los asesinatos en Irak

Informes controvertidos, uno de Israel sobre el asesinato del periodista James Miller en Gaza y el segundo, elaborado por Estados Unidos sobre la muerte del agente secreto italiano Nicola Calipari, quien resultó herido mientras rescataba a la periodista Giuliana Sgrena de su cautiverio en Irak, señalan la necesidad de que la ley internacional garantice “procesos investigativos creíbles” e independientes por las muertes de civiles en estos casos, afirmó la Federación Internacional de Periodistas.


“Los militares de Israel y de Estados Unidos han creado una cultura de encubrimiento y auto exoneración,” dijo Aidan White, Secretario General de la FIP. “Los asesinatos de trabajadores de medios y de sus colaboradores, requiere un proceso investigativo creíble que relate la verdad, sin evasiones y auto justificación.”


La FIP respondió así al reciente informe sobre la investigación realizada al incidente del 4 de marzo, cuando soldados estadounidenses asesinaron a Calipari e hirieron a Sgrena, reportera del diario de izquierda, Il Manifesto. En el informe se exonera a los soldados involucrados. Sgrena era conducida hacia un lugar seguro, tras un mes de secuestro en manos de terroristas, y el vehículo fue atacado en cercanías al aeropuerto de Bagdad.


El informe, emitido en Washington, exonera a los soldados de EU de cualquier responsabilidad por el asesinato, a pesar de la evidencia -incluyendo la proporcionada por la reportera herida- de que el tiroteo fue injustificado.


“Es otra débil expresión de remordimiento y fracaso en asumir responsabilidad por las muertes que provienen de militares irresponsables y descuidados,” dijo White. “Han ocurrido 14 muertes de trabajadores de medios en Irak, y los interrogantes sobre las acciones de los soldados estadounidenses permanecen sin respuesta, negando la justicia.”.


El mes pasado la FIP criticó vehementemente a las autoridades de Israel por su “encubrimiento cruel y descorazonado” ante el asesinato del camarógrafo James Millar, quien fue herido de muerte por un soldado en Gaza, mientras ondeaba una bandera blanca. El ejército israelí dijo que el soldado responsable de la muerte, podía ser disciplinado únicamente por violar las normas de combate, debido a la carencia de evidencia. Esto motivó fuertes reclamos, pues la evidencia vincula a soldados de Israel y por la deliberada incompetencia en el proceso de investigación.


“Estos casos resaltan como militares, aún los que pertenecen a países democráticos, atacan y asesinan a periodistas y civiles impunemente,” comentó White. “Estos y otros casos que involucran a trabajadores de medios al menos reciben alguna atención, pero la verdad sobre lo que está sucediendo con los iraquíes permanece en silencio.”


El pasado 8 de abril, día de la protesta anual contra los asesinatos de trabajadores de medios y la conmemoración del ataque de EU sobre el Hotel Palestina, el centro de medios en Irak, la FIP y sindicatos de periodistas alrededor del mundo, protestaron por la falta de una investigación seria a los 14 casos de muerte en Irak que involucran a tropas de Estados Unidos.


Para más información por favor contacte +32 2 235 22 06

La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 110 países