FIP condena acción de hombres armados que se pasaron por periodistas en Palestina

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, señaló que la utilización de un vehículo marcado con la palabra TV, por parte de hombres armados en Gaza, durante un ataque contra fuerzas israelíes, es una aberrante violación a derechos fundamentales y pone en riesgo a todos los periodistas.


“Gaza ya es uno de los lugares más peligrosos para los periodistas, pero si ahora los combatientes creen que las insignias de medios de comunicación son utilizadas como disfraz por sus adversarios, cualquier periodista será objetivo, ya que su identificación pierde total credibilidad”, afirmó el Secretario General de la FIP, Aidan White. “Este ataque pone al cubrimiento del conflicto en un peligro mayor. También refuerza el cinismo de fuerzas israelíes y autoridades, en el trato dado a colegas palestinos honestos y profesionales”.


La FIP respalda la declaración de su afiliado en el país, el Sindicato de Periodistas Palestinos, PJS, en la que nuevamente dejó en claro que identificaciones de medios no deben ser utilizadas por ningún bando del conflicto.


Los militantes, usaron un vehículo marcado con las letras TV para aproximarse a la frontera de Gaza con Israel e intentaron secuestrar a un soldado de las Fuerzas de Defensa de Israel, el pasado domingo


“El uso de vehículos con letreros de Prensa, TV o cualquier otro, ponen las vidas de periodistas en peligro, otorga pretextos a la ocupación israelí para atacar y asesinar a periodistas y restringe la habilidad de colegas para cumplir con sus deberes profesionales y nacionales, perjudicando el trabajo periodístico que está regulado y protegido por normas y leyes internacionales”, indicó el PSJ. “Enfatizamos nuestro rechazo a la utilización de automóviles de los medios, a involucrar a la prensa en cualquier actividad que no esté relacionada con el periodismo y exigimos a todos los bandos abandonar estos métodos”.


La Federación y sus afiliados realizan una campaña internacional para garantizar que los periodistas en zonas de conflicto sean tratados como civiles, sin temor a convertirse en objetivo. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pasó la resolución 1738 en diciembre que indica que cualquiera que ataque a periodistas en conflicto armado podría afrontar cargos por cometer crímenes de guerra.


Gaza ha sido una zona muy peligrosa para periodistas locales y extranjeros. El corresponsal de la BBC, Alan Johnston, estuvo detenido durante tres meses tras ser secuestrado por desconocidos el 12 de marzo. Su caso, es el más reciente de secuestro en Gaza.


Por otra parte, los periodistas también han sido víctimas de fuego cruzado entre grupos palestinos y fuerzas israelíes.


“Esta grave situación en la región empeoró con este ultimo incidente”, comentó White. “Es hora de regresar al respeto por el periodismo y a los derechos democráticos”.


Para mayor información, contacte a la FIP al: 32 2 235 2207


La FIP representa a más de 500 mil periodistas en 116 países