FIP: ALARMANTE OLA DE DESPIDOS DE PERIODISTAS Y CIERRE DE MEDIOS EN REPUBLICA DOMINICANA


La Federación Internacional de Periodistas (FIP) expresa su profunda preocupación por la creciente ola de despidos de periodistas, cierre de medios y conductas gubernamentales violatorias de la libertad de expresión de lo cual viene siendo escenario la República Dominicana desde el pasado año y en el comienzo del 2004.


Según las informaciones que aporta el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), nuestra organización afiliada en República Dominicana, solamente la semana pasada acaban de quedar cesantes 73 periodistas y trabajadores del periódico El Caribe y la Cadena Nacional de Noticias (Canal 37), ambos pertenecientes al Grupo Financiero Popular, con lo cual se elevó a 233 el total de trabajadores despedidos de esas empresas en los últimos meses.

Al comienzo de esta semana, once periodistas quedaron cesantes en el Diario Libre


Según Aidan White, el Secretario General de la FIP: “resulta evidente que la exagerada penetración de los capitales de la banca nacional en el sector de las comunicaciones, aunado a la crisis económica del país y del propio sector financiero han colocado a República Dominicana al borde de un “crack” comunicacional, que puede agravarse si se cumplen los anuncios del Grupo Corripio, que hasta ahora había sido el más sólido del país, de unificar los canales 2 y 11 y reducir al 50 % su plantilla de trabajadores. La sociedad dominicana y sus periodistas están pagando el precio de una excesiva concentración de los medios en pocas manos”.


Otra ola de despidos se había producido el año pasado a raíz de la estrepitosa caída de Baninter, para ese momento el primer banco del país, lo cual condujo al cierre de los periódicos La Nación, El Siglo, Ultima Hora, El Financiero y El Expreso, aparte de numerosos informativos de radio y televisión, mientras que otros medios audiovisuales quedaron en precarias condiciones económicas. La Noticia también cerró sus puertas el año pasado.


No menos preocupante resulta el reciente cierre del popular programa “El Poder de la Tarde” en la emisora Cielo FM 103.7, por orden del administrador de un intervenido grupo financiero, respondiendo a presiones del gobierno, que tiene el control de esos medios. El programa lo producía y dirigía el periodista César Medina, junto a un reconocido equipo de profesionales de la radiodifusión altamente calificados.


La FIP considera alarmante la situación ante descrita, se solidariza con las acciones emprendidas por el SNTP-RD para respaldar a sus afiliados en la defensa de los puestos de trabajo para los periodistas dominicanos y el reclamo de justas indemnizaciones, cuyo pago ha sido desconocido por algunas empresas, así como en la defensa de la libertad de expresión y el derecho a la información del pueblo dominicano.


Finalmente la FIP señaló que las dimensiones de la crisis ameritan el abocamientos de los distintos poderes del Estado Dominicano, incluyendo el parlamento, el ministerio público y las autoridades del trabajo.