En Lìnea Directa: Colombia Abril, 2003

Asesinado periodista amenazado



Abril 6. José Emeterio Rivas, directivo de la emisora comunitaria "Calor Estereo" de la ciudad de Barrancabermeja (noreste de Colombia), fue encontrado muerto por arma de fuego en zona rural aledaña a esta ciudad petrolera, junto con un estudiante de Ingeniería ambiental.


Desde 1999 Rivas había denunciado amenazas contra su vida y se había acogido desde el 2001 al "Programa de Protección de Periodistas" del Ministerio del Interior de Colombia. Dicho programa le había asignado un escolta, un vehículo y un aparato de comunicaciones, como medidas de protección. No obstante, el escolta no lo acompañaba el día de su asesinato. Según la "Fundación para la Libertad de la Prensa", en marzo pasado, Rivas había pedido al Programa de Protección de Periodistas que el escolta también lo acompañara los fines de semana, además de solicitar chaleco antibalas y carro blindado. No obstante, el Programa condicionó estas medidas a un estudio de riesgo, para establecer si el caso ameritaba esas medidas.


Rivas dirigía el programa radial " Las Fuerzas vivas" desde el cual solía hacer denuncias por corrupción pública y sobre presuntos vínculos del municipio con los grupos armados ilegales de antiguerrilla "Autodefensas Unidas de Colombia" (AUC). Días antes de su homicidio, Rivas había denunciado al aire un atentado en su contra, el cual atribuyó a Julio César Ardila Torres, alcalde de Barrancabermeja. El asesinato de Rivas causó remezón en la Alcaldía toda vez que algunos concejales de la ciudad aseguraron que el alcalde estaba vinculado con la muerte de Rivas. A su turno el alcalde se declaró ajeno al hecho y pidió que se investigue. "Hay que averiguar quién y por qué se beneficia de la muerte de Rivas", dijo Ardila a los medios de comunicación nacionales.


Adicionalmente, en Febrero del 2003, Rivas había informado a la Fiscalía General de la Nación sobre amenazas en su contra de parte de las AUC.


Este es el segundo periodista asesinado este año que había sido amenazado y que habían buscado protección en el Programa de Protección de Periodistas del Ministerio del Interior. El 18 de marzo fue asesinado el periodista Luis Eduardo Alfonso, en la ciudad de Arauca, cerca de la frontera colombo-venezolana.


Agredido reportero gráfico por miembros de la policía



Abril 8. El reportero gráfico Jaime Gallego, del diario "El Caleño" fue agredido cuando cubría un operativo policial, el material fotográfico fue destruido y su cámara robada por agentes de policía, según informó el periodista al "Centro de Análisis de Información". Posteriormente el comandante local de policía se disculpó, pero se desconoce el paradero de equipo fotográfico.


Alerta ante posible censura en televisión



Abril 14. El senador y periodista Edgar Artunduaga denunció como una forma de censura el artículo del proyecto de ley del actual gobierno que reforma a la televisión y que obligaría a todos los noticieros de televisión a adoptar un manual de estilo avalado por la Presidencia. Miembros de la campaña presidencial del actual jefe de estado se habían manifestado -durante dicha campaña- favorables a medidas de control de la información relativa al orden público emitida por los canales de televisión.


Asesinado periodista en su casa



Abril 28. Guillermo Bravo Vega, periodista de la ciudad de Neiva (sur occidente de Colombia) fue baleado en el antejardín de su casa por hombres que se movilizaban en motocicleta. El periodista murió cuando era trasladado al hospital.


Bravo Vega, de 58 años, especializado en temas económicos y políticos, trabajaba de manera autónoma. Producía una revista propia "Contacto", era director del programa "Hechos y cifras", que se emitía en un canal local de televisión y era columnista del periódico regional "Tribuna del Sur". Bravo también había participado en política como candidato de un movimiento cívico al Concejo Municipal en el año 2000 y en los años 80 fue elegido miembro del órgano legislativo provincial, por parte de la Anapo, un partido de izquierda hoy desaparecido.


Según la "Fundación para la Libertad de la Prensa", a principios del presente año, Bravo recibió amenazas de muerte por parte de un hombre que se presentó como miembro del grupo armado ilegal "Autodefensa Unidas de Colombia", amenazas que fueron de conocimiento del Departamento Administrativo de Seguridad (órgano de inteligencia del Estado).


Las autoridades han declarado desconocer a los autores del crimen, no obstante personas cercanas a Bravo no descartan que el crimen tenga origen en denuncias que el periodista hizo en el año 2000, referentes al proceso de privatización de la Industria Licorera del Huila (provincia cuya capital es Neiva).

En 1979, Guillermo Bravo Vega recibió el Premio Simón Bolívar de Periodismo, el más importante en Colombia, cuando dirigía la redacción del diario económico La República.


Asesinado otro periodista en menos de 12 horas



Abril 29. El martes 15 de abril apareció un grafitti en la pared de la alcaldía de la ciudad de Maicao (al norte de Colombia) donde decía: "Muerte a Jaime Rengifo". Dos semanas después, cuando se encontraba en un hotel de Maicao un hombre le disparó por la espalda cinco tiros y luego huyó. Las autoridades han declarado desconocer la identidad del asesino.


Rengifo, de 49 años, dirigía el programa de opinión radial "Periodistas en Acción" que se transmite en la emisora Radio Olímpica de Maicao. Recientemente había fundado "El Guajiro", un periódico regional quincenal. En el programa radial Rengifo cuestionaba a las autoridades locales y era vocero de las quejas comunitarias sobre los servicios públicos del municipio fronterizo con Venezuela.