Coalición por una Comunicación Democrática (CCD), en Uruguay, iniciará gestiones en defensa de la libertad de expresión, la diversidad y el pluralismo en la televisión

La Coalición por una Comunicación Democrática (CCD) quiere manifestar

la preocupación de todas las organizaciones y personas que la integran

por las recientes declaraciones del presidente José Mujica sobre la

asignación de frecuencias para la televisión digital que parecen apuntar

a mantener el statu quo respecto al actual sistema de televisión.

Consultado por la periodista Claudia Palacios de la cadena CNN sobre

si la norma determinará que las frecuencias queden en manos de las "tres

familias" dueñas de medios hoy en Uruguay o si se abrirá la cancha a

nuevos operadores, Mujica respondió que tratará de "respetar la realidad

que tenemos". "No son sólo tres familias, hay algunas más, tampoco son

infinitas. Tampoco vamos a regalar estaciones a la marchanta porque éste

es un país pequeño, después se funden, le vienen a pedir subsidios al

Estado".

La coalición recuerda que la concentración de audiencia, ingresos y

propiedad en los canales de televisión en Uruguay se encuentra entre las

más elevadas del mundo, concentrando entre los tres canales, a partir

de sus negocios conjuntos, niveles superiores al 80% de las audiencias y

aproximadamente al 90% de la facturación.

Se trata de un negocio que ha permanecido cerrado por decisión

política para tres grupos familiares-empresariales durante más de 50

años y que en la actualidad violenta todos los estándares de libertad de

expresión, pluralidad y diversidad establecidos constitucionalmente y

en las convenciones de derechos humanos suscritas por el país.

Respecto a la torta publicitaria el presidente de la República

sostiene: "Tenemos que repartir la torta publicitaria que tiene el

Uruguay, no puede ser muy grande".

Es falso que la torta publicitaria deba permanecer cautiva de tres

empresas y que su apertura a la competencia determine la quiebra de

todas las empresas, cuando hablamos de un mercado mayor a U$S 250

millones anuales.

Es posible que el presidente Mujica haya querido decir otra cosa,

pero en esta entrevista deja a entrever que mantendrá cerrado el espacio

de los medios a tres empresas en particular, lo cual violenta el

principio constitucional de igualdad y el derecho a la libertad de

expresión, que incluye el derecho de todas las personas a recibir y

difundir la máxima diversidad posible de información e ideas.

La periodista repreguntó si caben más operadores, y el presidente

señaló: "Algunos del interior es posible que quepan, pero no cantidad".

La coalición reitera que el país, con su actual sistema de medios,

actualmente se encuentra incumpliendo el art. 13 de la Convención

Americana de Derechos Humanos y la Convención sobre la Diversidad de las

Manifestaciones Culturales de Unesco. Como ya lo hizo en los 16

Principios por una Comunicación Democrática la Coalición reitera que el

espectro es un recurso público, y que como tal debe ser asignado en

condiciones de acceso para todas las personas y organizaciones, bajo

concursos públicos y de acceso gratuito. Mantener un privilegio para

unos pocos actores violenta principios republicanos básicos y cercena la

libertad de expresión y el derecho a la información de la sociedad en

su conjunto.

Cabe recordar que el derecho internacional de los derechos humanos

protege la existencia de tres sectores en la comunicación (privado

comercial, público y comunitario) y el acceso gratuito a procesos de

asignación transparentes.

Como lo establece el principio 12 de la Declaración de Principios de

la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos

Humanos: Los monopolios u oligopolios en la propiedad y control de los

medios de comunicación deben estar sujetos a leyes antimonopólicas por

cuánto conspiran contra la democracia al restringir la pluralidad y

diversidad que aseguran el pleno ejercicio del derecho a la información

de los ciudadanos.

Mujica volvió a referirse a su preocupación por defender la cultura

nacional. "Creo que los medios de comunicación deben en cierta medida

expresar nuestro rostro cultural y preservarlo. No quisiera que los

mecanismos televisivos del Uruguay quedaran en manos de dos o tres

grandes multinacionales de carácter colosal, creo que tiene que haber

una cuota de acá.

Estoy hablando de la uruguayez, de la orientalidad", sostuvo. La

periodista le consultó si para eso enviaría una ley al Parlamento y

Mujica respondió que sí, aunque sin dar mayores detalles de sus

contenidos.

Cabe recordar que ya están operando en nuestro país varias

multinacionales de la comunicación que tienen intereses en radio,

televisión abierta y televisión cable.

Recordamos también que se ha denunciado por parte de la sociedad

civil la compra de once radios por parte de testaferros del empresario

mexicano-estadounidense Ángel González González y que aún el Poder

Ejecutivo no se ha pronunciado al respecto. (Nota de prensa Búsqueda - 

www.infoycom.org.uy; -  Nota de prensa La Diaria - 

www.infoycom.org.uy)

También la Coalición se ha comprometido  con la promoción de la

producción nacional y en ese sentido propuso en distintos ámbitos la

aprobación de incentivos a la producción y otros instrumentos a estudiar

como reserva de pantalla, etcétera.

Finalmente, ante las actuales dilatorias para aprobar el decreto que

fue puesto en consulta pública hace meses, y cuyas soluciones contemplan

los estándares internacionales de los derechos humanos, la Coalición

iniciará una ronda de contactos con fuerzas políticas y sociales para

plantear un frente común en la defensa de los derechos a un sistema de

medios más plural, diverso, transparente y que garantice la libertad de

expresión y el derecho a la información.