2006: El periodismo bajo el filo de la espada. La FIP informa sobre 155 muertes y asesinatos sin resolver de trabajadores de medios, en un año de brutalidad sin precedentes

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, afirmó hoy que el 2006 fue un año trágico para los medios de comunicación en el mundo, pues los casos de reporteros y trabajadores de medios muertos alcanzaron niveles históricos con 155 muertes y asesinatos sin esclarecer.


“Los medios de comunicación se han tornado más poderosos y el periodismo más peligroso”, afirmó Aidan White, Secretario General de la FIP. “El 2006 fue el peor año registrado en cuanto a ataques directos y brutalidad e impunidad continua en casos de periodistas muertos”.


Durante el año, las cifras crecieron debido al conflicto civil y la resistencia a la ocupación militar en Irak. La Federación señaló que los medios de comunicación en ese país, se convirtieron en objetivo primordial de ataques terroristas o víctimas de soldados. Al final de este año, 68 trabajadores de medios murieron, elevando, así, el número a 170 asesinados desde la invasión de abril de 2003.


Entre otras partes del mundo, la FIP destaca la violencia continua en América Latina, región que cobró la vida de 37 trabajadores de medios, en particular en México, Colombia y Venezuela, mientras en Asia los ataques incesantes en Filipinas y Sri Lanka dejaron un saldo de 34 muertes.


La única señal positiva llegó en los últimos días del año, resalta la Federación, con Naciones Unidas que, por primera vez, expidió una declaración condenando los ataques contra periodistas e hizo un llamado a llevar ante la justicia a los asesinos de los trabajadores de medios.


Mediante una resolución aprobada el 23 de diciembre, el Consejo de Seguridad de la ONU, de manera unánime, hizo un llamado a los gobiernos a respetar la ley internacional y proteger a los civiles en el conflicto armado. El Consejo exigió el fin de la impunidad, juzgar a los asesinos de periodistas y acordó preparar informes anuales sobre los riesgos que afrontan los medios de comunicación.


“Esta fue la única luz en este año oscuro”, comentó White. “Por primera vez Naciones Unidas trató la crisis que se profundiza para los medios de comunicación. Ya era hora. Requerimos de acciones contra países que permitan la impunidad en casos de periodistas asesinados”.


Las cifras totales registradas por la FIP en el 2006 son:

Asesinatos, ataques directos y muertes sin explicación: 155

No incluye las muertes accidentales, pero si las producidas durante ejercicio del periodismo: 22


La gran cifra de 54 muertes accidentales registradas en el 2005, fue una cifra elevada debido a la trágica muerte de 48 periodistas iraníes que cubrían un evento militar. Pero en este año ocurrieron menos accidentes, solamente 22.


Los detalles completos están en el informe de la FIP: Periodismo bajo el filo de la espada”, que será publicado a mediados del mes de enero. El informe también cubre la labor de la Federación a través de su Fondo de Solidaridad, que brinda ayuda humanitaria a las víctimas de la violencia y a sus familias.


El punto de enfoque es nuevamente Irak, donde la FIP ha realizado campañas contra la impunidad en los asesinatos de colegas. En los últimos tres años, la Federación organizó un día de protesta por el 8 de abril del 2003, fecha en que tres periodistas murieron por fuego estadounidense en la ciudad de Bagdad. Se registraron 19 muertes similares en Irak y en todos los casos los medios y las familias de las víctimas siguen a la espera de informes independientes y creíbles de lo que en realidad ocurrió.


En octubre, un juez del Reino Unido afirmó que una víctima de estos ataques, el periodista de ITN, Terry Lloyd, fue ilegalmente asesinado por soldados estadounidenses a las afueras de Basora. Su traductor, Hussein Osman, también murió y el camarógrafo Fred Nerac, fue reportado desaparecido y se cree está muerto. Adicionalmente, se han solicitado juicios para los soldados de EEUU involucrados en este caso y en muchos otros más.


Durante el 2006, la gran mayoría de asesinatos ocurrieron a manos de terroristas y agrupaciones sectarias que han hecho de las calles de Bagdad y de otras ciudades principales, áreas que no pueden transitar muchos equipos de noticias.


Sin embargo, la FIP destaca que la crisis de la impunidad no se adjudica solamente a zonas de conflicto.


El 2 de diciembre la FIP se unió a otras organizaciones que respaldan la libertad de prensa, para lanzar una Comisión Internacional de Investigación en casos de periodistas asesinados en Rusia. A la acción le siguió el asesinato de la periodista investigativa Anna Politkovskaya en Moscú, el 7 de octubre. Este crimen es la más reciente muerte en más de 200 casos de asesinatos de periodistas en Rusia, registrados desde 1993. Muchas de estas muertes han sido resueltas, pero desde que el Presidente Vladimir Putin llegó al poder, alrededor de 40 asesinatos de periodistas han ocurrido y ninguno ha sido resuelto de manera satisfactoria.


La FIP indicó que el segundo país que sigue a Irak en el escalafón de los lugares más peligrosos en el mundo para el periodismo activo, es las Filipinas, donde 13 periodistas murieron en el 2006, elevando a 49 los trabajadores de medios asesinados desde que Gloria Arroyo llegó al poder en el 2001, sobrepasando la cifra de colegas asesinados en la dictadura de Marcos que duró 14 años.


En América Latina, México se encuentran por encima de Colombia (5 crímenes) como el país más peligroso para los comunicadores que cubren crimen y corrupción, con 10 asesinatos. La mayor parte de víctimas eran periodistas investigativos.


Los países africanos azotados por conflictos internos demostraron ser mortales para los periodistas. El camarógrafo freelance sueco, Martin Adler, fue abaleado mientras grababa una manifestación en Mogadishu y el veterano periodista y editor sudanés, Mohammed Taha, fue secuestrado y asesinado.


“Este año estuvo marcado por pasos pequeños, dados para confrontar esta catástrofe mediática”, dijo White. “Este tema será prioritario en el Congreso Mundial de la FIP que se realizará en Moscú en el mes de mayo. Pero necesitamos hacer más, especialmente para ayudar a las víctimas de la violencia y traer a los asesinos de nuestros colegas ante la justicia”.

Para mayor información, contacte a:

Aidan White: 0032 478 258 669

Rachel Cohen: 0032 484 597 591


La FIP representa a más de 500 mil periodistas en 120 países