La FIP pide a los gestores de El País que no empeoren su crisis

La Federación Europea de Periodistas (FEP) ha declarado hoy que la situación del diario El País va de mal en peor y ha reclamado a sus gestores que respeten las demandas sindicales.

El País vive su tercera jornada de huelga, que han organizado los sindicatos, entre ellos la FSC-CCOO y la FeSP, afiliados a la FIP y a la FIP, y que cuentan con el apoyo de las asociaciones de periodistas (FAPE, también afiliada a la FIP/FEP). La protesta trata de romper el bloqueo negociador sobre la reestructuración del citado periódico. 149 personas, periodistas y otros empleados (aproximadamente un tercio de su personal), están amenazados de despido. La fecha límite establecida para negociar una salida era el jueves 8 de noviembre, es decir, hoy mismo. En caso de no lograrse una salida negociada, tendrían que ser los jueces quienes decidieran sobre el plan colectivo de despidos.

"A menudo, los recortes no sirven para solucionar problema económico alguno. Y en realidad, traen consigo nuevos problemas, porque afectan de manera inevitable a la calidad del periodismo", ha dicho el Secretario General de la FEP, Stephen Pearse. "Estamos muy preocupados no solo por las posibles pérdidas de empleo de nuestros colegas. También nos preocupa el destino futuro de un periódico de renombre internacional como El País".

Los sindicatos han informado que el 95 por ciento del personal de El País ha seguido la huelga de tres días. En la tarde del miércoles 7 de noviembre, tuvo lugar una manifestación en el centro de Madrid, en la Puerta del Sol, símbolo de las protestas contra los recortes presupuestarios. Otras manifestaciones de protesta tuvieron lugar en Barcelona, Bilbao y Galicia. Ese mismo día, el periódico salió a la calle con apenas la mitad de sus páginas y sin la cobertura de buena parte de su información regional. El País está cerrando diversas delegaciones provinciales. Los periodistas de plantilla no produjeron apenas noticias; mientras, los sindicatos condenaban a la dirección del grupo PRISA, dueño del diario, por utilizar a varios corresponsales y a periodistas a la pieza residentes en México para no afrontar denuncias ante los tribunales laborales. Según las leyes españolas, podría presentarse denuncia contra ellos por contratar fuerza laboral externa durante el período legal de huelga.

"La FEP apoya a sus afiliados españoles y sus denuncias contra esas tácticas nuevas que consisten en usar trabajadores de otros paises para socavar el éxito de la huelga", concluyó Pearse.


Si desea más información, puede contactar con la FIP en el número + 32 2 235 22 00
La FEP es el grupo europeo de la Federación Internacional de Periodistas (FIP)
La FEP representa a unos 300.000 periodistas en 30 países