La FIP hace un llamado a la solidaridad tras una ola de violencia que dejó como saldo la trágica muerte de reportera somalí

La Federación Internacional de Periodistas destacó las acciones que, con suma urgencia, se requieren de las autoridades de Somalia para brindar una mayor protección a periodistas, tras la trágica muerte de una reportera somalí.


El pasado 5 de junio, varios hombres armados abrieron fuego contra los periodistas de Radio HornAfrik, Duniya Muhiyadin Nur y Anab Mohamed Yare, mientras conducían por la carretera que une a la ciudad de Mogadishu con el distrito de Afgoye, ubicado en la región baja de Shabelle, a 30 kilómetros de Mogadishu. Inmediatamente la reportera, Duniya Muhiyadin fue ingresada en el hospital Madiina, pero falleció poco tiempo después debido a las severas heridas causadas por impactos de bala. Su colega, Anab Mohamed Yare sobrevivió; por suerte no sufrió ninguna herida grave.


“Esta trágica muerte muestra la crisis de seguridad en la que se encuentran los periodistas que trabajan en Somalia”, dijo Aidan White, Secretario General de la FIP. “Es hora de brindar solidaridad, tanto al interior del país, como por parte de la comunidad internacional.”


Los dos periodistas víctimas del ataque, iban a cubrir el aumento de barricadas de las milicias independientes, ubicadas en la carretera entre Mogadishu y Afgoye. Debido al gran número de bloqueos de las milicias, varios conductores, incluyendo los de transporte público, crearon su propio bloqueo como protesta y en un acto de solidaridad. Ordenaban a las personas que conducían por esa carretera a regresarse. Sin embargo, cuando el sedán de los periodistas giró para evitar el bloqueo de estos conductores enfadados, varios hombres abrieron fuego.


Duniya Muhiyadin, de 26 años, era una joven reportera de Radio Horn Afrik y presentadora del programa “Mogadishu y Hoy”, transmitido en Radio Capital Voice, estación propiedad de la Corporación de Medios Horn Afrik. Ella era un personaje querido por la comunidad, informaba sobre hechos sociales de la ciudad y también realizaba entrevistas a figuras políticas.


Según la Red de Periodistas de Somalia, SOJON, afiliado de la FIP en ese país, la seguridad de los periodistas se ha deteriorado considerablemente desde la creación de las Instituciones Federales de Transición en Agosto del año pasado.


“La seguridad de los periodistas atraviesa momentos cruciales. Hacemos todo lo que está a nuestro alcance para mejorar las condiciones de seguridad en cooperación con la industria local de medios,” afirmó Omar Faruk Osman, Secretario General de SOJON.


La FIP y SOJON presentaron sus condolencias a la familia y a los colegas de Duniya Muhiyadin Nur.


La FIP exige investigaciones exhaustivas acerca de la muerte de Muhiyadin, y del ataque contra otro veterano periodista, Abdalla Nuradin Ahmed, quien también trabaja en HornAfrik, y permanece hospitalizado debido a un impacto de bala hecho dos semanas atrás en Mogadishu.


Para más información por favor contacte: +32 2 235 22 07

La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 110 países