La FIP condena prohibición francesa contra canal de televisión árabe: “Censura se suma a la intolerancia”

La Federación Internacional de Periodistas criticó el fallo de la corte francesa que prohibió la utilización del servicio satelital a un trasmisor árabe. La decisión fue “desproporcionada e inapropiada.”


La FIP afirma que la orden de la corte del Concejo del Estado de Francia, que conmina al servicio Eutelsat a remover el canal de televisión libanés Al-Manar, tras quejas de contenido anti semita, fue una dura decisión con serias implicaciones para la libertad de expresión.


“La censura simplemente se suma a la intolerancia y cosecha un profundo resentimiento e incomprensión,” dijo Aidan White, Secretario General de la FIP. “Si un trasmisor fuera cerrado cada vez que alguien realizara algún comentario ofensivo e inaceptable, habría muy poca televisión en el mundo.”


Las autoridades francesas actuaron tras recibir quejas sobre comentarios anti-semitas inaceptables realizadas por el trasmisor Al-Manar. La FIP reconoce que los medios tienen la obligación de mantener la calidad de sus mensajes y evitar contenidos potencialmente peligrosos que podían incitar el odio de la comunidad; “sin embargo, las autoridades no deben acosar a los jueces sin buscar, previamente, soluciones profesionales para los problemas de contenido.”


“Este caso de acción administrativa de la Corte abre serios interrogantes sobre sus alcances; pareciera un intento por mantener bajo control algunos trasmisores,” comentó White. “Estamos frente a una acción desproporcionada e inapropiada que en nada beneficia el proceso de entendimiento que actualmente existe entre buena parte del mundo occidental y algunos medios árabes.”


El Concejo de Estado, según el cual los programas del trasmisor Manar se encontraban en un contexto militar con connotaciones anti semitas, advirtió que si Etelsat no detiene la transmisión de Al-Manar a través de su satélite -durante las siguientes 48 horas posteriores al fallo-, será multado con 5.000 euros por cada día que sobrepase el tiempo límite.


“Estos asuntos requieren tratarse a través de mecanismos profesionales enfocados en las responsabilidades éticas, en vez de apelar a la simple censura,” comentó White. “Esta acción empeorará aun más las cosas.”


Para más información por favor contacte: +32 2 235 22 07

La FIP representa a más de 500,000 periodistas en más de 110 países