La FIP condena el asesinato de periodista líder en Beirut

La Federación Internacional de Periodistas condenó el asesinato del columnista Samir Kassir quien trabajaba para el periódico An-Nahar. El periodista falleció al explotar su automóvil en Beirut, Líbano.


Kassir murió en horas de la mañana, en el barrio Achrafieh, cuando estalló un mecanismo puesto debajo de la silla del conductor. El asesinato ocurrió cuatro días después de iniciarse las elecciones parlamentarias de Líbano que continuarán el 19 de junio.


“Samir fue un verdadero aliado de la libertad de expresión. Los sujetos que están tras su asesinato deben ser llevados ante la justicia,” dijo Aidan White, Secretario General de la FIP. “Al parecer, su muerte tiene motivaciones políticas.”


En su última columna, publicada el viernes en la página principal de An-Nahar, Kassir criticó la falta de iniciativa de Siria para promulgar un cambio rápido, y afirmó: "La Reforma Baathista (para la gobernabilidad) no ha significado que sean aceptados puntos de vista distintos”. “Los grandes cambios regionales, desde Irak a Líbano, sólo conllevan a que (los Baathistas) adviertan sobre los peligros que entraña la presencia estadounidense sin pensar por un minuto en mejores formas para prevenir estos peligro”.


Kassir es la figura más importante asesinada en el Líbano desde la muerte del Primer Ministro Rafik Hariri, ocurrida el pasado 14 de febrero, hecho que hundió al país en su peor crisis política desde la guerra de 1975 a 1990.


Agrupaciones antisirias rápidamente acusaron a Damasco y a sus aliados libaneses de ser los responsables del asesinato, y señalaron al presidente Emile Lahoud de estar involucrado en los hechos.


“Los periodistas alrededor del mundo exigen acciones concretas que permitan establecer el paradero de los asesinos y para que sean juzgados,” afirmó White. “Este es un ataque de la intolerancia contra la reforma democrática no solamente del Líbano, de todo el mundo árabe”.


Kassir escribió columnas para el diario árabe An-Nahar durante los últimos diez años. Se casó con Giselle Khoury, periodista libanesa, también destacada, quien trabaja para Al-Arabiya y actualmente reside en los Estados Unidos. Samir era reconocido por sus posiciones anti sirias y por su crítica al “Estado policiaco del Líbano”. Fue víctima de acoso y amenazas durante años.


Para más información, llame: +32 2 235 22 07

La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 110 países