FIP señala una “Cultura de Indiferencia” frente los asesinatos de periodistas al llegar a 150 el número de víctimas

La Federación Internacional de Periodistas condena la “cultura de la negligencia e indiferencia” expresada en los casos de periodistas asesinados, pues redunda en mayor peligro para el ejercicio del periodismo. La FIP confirma la cifra record de 150 periodistas y trabajadores de medios muertos en el 2005, y advierte que la situación empeorará si los líderes políticos no actúan para presentar a los responsables ante la justicia competente.


Con el lanzamiento del informe “Trabajadores de medios convertidos en objetivo o victimas de tragedias durante el 2005, historia de un año record en asesinatos para el periodismo”, el Secretario General de la Federación, Aidan White, criticó a los gobiernos que no tomaron en serio el informe de homicidios y asesinatos.


“En más del 90% de los casos son pocas las investigaciones realizadas por las autoridades. Se cuentan con los dedos de las manos los asesinos que son presentados ante la justicia”, dijo. “La combinación de corrupción policial, incompetencia judicial e indiferencia política, han creado una cultura de negligencia e indiferencia que convirtió cada día en escenario de una cacería de trabajadores de medios”.


White indicó que la impunidad en los asesinatos de periodistas “sigue siendo el escándalo intolerable de nuestra era y esto no puede ser ignorado por la comunidad internacional”. Informó del llamado de acción hecho por la FIP al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y la presión al Secretario General, Kofi Annan, para impulsar a los gobiernos a contrarrestar ataques y asesinatos de periodistas.


“La verdad es que hasta los gobiernos democráticos prestan oídos sordos a la crisis de violencia desatada contra los medios”, declaró White. “En Irak, donde los trabajadores de medios rara vez se atreven a recorrer las calles, existen 18 casos de asesinatos de colegas sin explicación alguna, realizados por tropas estadounidenses. La justicia exige que estas muertes reciban debida investigación. De no ser así, continuarán las especulaciones sobre la intencionalidad de esos ataques militares.


El informe de la FIP señala 89 asesinatos de periodistas y trabajadores de medios “en la línea del deber”, muchos asesinados por criminales inescrupulosos de organizaciones delictivas o políticas. Otros 61 colegas fallecieron en desastres mientras ejercían su profesión, 48 de ellos en un accidente aéreo ocurrido en la ciudad de Teherán.


“La lista es una cruel muestra del sacrificio profesional e ilustra detalles dolorosos sobre la manera cómo periodistas y trabajadores de medios sufren en nombre de la libertad de prensa y su profesión,” señaló.


La FIP planea organizar protestas a nivel mundial, el 8 de abril de este año, con el objetivo de exigir más acción para contrarrestar la impunidad. Esta fecha es el aniversario del ataque de EEUU ocurrido hace tres años contra el Hotel Palestine, centro de concentración de medios en Bagdad. El ataque causó la muerte de dos periodistas, Taras Protsyuk de Reuters y José Couso de la red española, Telecinco. Otro reportero, Tareq Ayyoub, falleció el mismo día durante el bombardeo estadounidense contra las oficinas de Al Jazeera en la ciudad.


La FIP también destaca la acción ejecutada dentro del periodismo para afrontar la crisis. El Fondo de Solidaridad de la Federación Internacional de Periodistas, entregó aproximadamente 10 mil euros en auxilio humanitario a trabajadores de medios y a sus familias. El Instituto Internacional para la Seguridad de la Prensa, una coalición de empleadores de medios y asociaciones periodísticas, realiza campañas para el cambio y el establecimiento de una cultura de seguridad dentro de la industria mediática.


Por otra parte, el Fondo de Solidaridad entregó sumas de dinero a las familias y víctimas de periodistas asesinados en más de 25 países, y para las víctimas del terremoto en Pakistán que cobró la vida de 3 colegas.


El Fondo de ayuda en casos de desastres fue creado por la FIP, en nombre del presidente fundador de la Federación Europea de Periodistas, FEP, y Vicepresidente Principal de la Federación Internacional de Periodistas, Gustl Glattfelder, quien falleció el año pasado.


“Las cifras no relatan la historia completa. Cada caso es una tragedia personal en la que sigue el sufrimiento y el dolor de los sobrevivientes”, comentó White. “El Fondo de Solidaridad brinda modesta y pero vital asistencia a familias, amigos y colegas de las víctimas. Demuestra a los periodistas solidaridad en el gremio, en medio de una era en la que los trabajadores de medios enfrentan como nunca antes riesgos mayores”.


Para más información, contacte: +32 2 235 2207

La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 110 países