FIP da la bienvenida a “acción histórica” de las Naciones Unidas; entre tanto el asesinato de trabajadores de medios alcanza cifra récord

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, dio la bienvenida a la decisión, sin precedentes, de hacer un llamado a todos los miembros de las Naciones Unidas para actuar contra la impunidad en los casos de periodistas asesinados. Entre tanto, el 2006 se convierte en el peor año para las víctimas de medios de comunicación.


Ayer, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, de manera unánime, adoptó una resolución que exige mayor acción para proteger a periodistas en zonas de conflicto. La determinación refleja la crisis vivida en Irak donde más de 60 trabajadores de medios han muerto solamente este año, de las 163 muertes registradas por la Federación durante el 2006.


“Finalmente la comunidad internacional ha despertado ante la crisis que causa los ataques contra los trabajadores de medios de comunicación”, dijo Aidan White, Secretario General de la FIP. “Ahora queremos ver estas palabras convertidas en acción con nombres y señalamientos a los países que han prestado oídos sordos frente a la impunidad en los asesinatos de trabajadores de medios y periodistas”.


La FIP felicitó al gobierno griego -que deja el Consejo de Seguridad este fin de año-, por haberse unido a Francia para presionar al Consejo a ejecutar acciones concretas. Aunque las agencias de Naciones Unidas como UNESCO han destacado los problemas que enfrentan los periodistas en los últimos años, por primera vez uno de los organismos principales de Naciones Unidas trata el tema.


“Este es un trascendental paso hacia delante, en el que se reconoce que los crímenes y ataques contra periodistas tienen que acabar”, dijo White. “Continuaremos con campañas para la realización de acciones a nivel regional y nacional, reducir los riesgos de los trabajadores de medios y llevar a los asesinos ante la justicia”.


La campaña por la resolución de Naciones Unidas fue lanzada por la FIP, que preparó una resolución borrador hace dos años. Con respaldo del Instituto Internacional para la Seguridad de la Prensa, la Unión Europea de Transmisores y también los sindicatos nacionales de periodistas, la campaña hizo lobby entre miembros del Consejo de Seguridad para concretar acciones.


La resolución borrador fue presentada al saliente Secretario General de la ONU, Kofi Annan, hace un año, en una conferencia de medios de comunicación de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información. El gran paso se consolidó en septiembre, cuando el gobierno de Grecia respondió al llamado de la FIP, tras varios encuentros en Atenas.


La resolución adoptada “condena ataques intencionales” contra periodistas y exige a todas las partes ponerle fin a tales prácticas.


El Consejo de Seguridad enfatizó que los ataques deliberados contra civiles "constituyen una amenaza contra la paz y seguridad internacional”, y reafirma su disponibilidad para “considerar estas situaciones y cuando sea necesario, adoptar las medidas necesarias”.


La resolución “urge a todos las partes involucradas en situaciones de conflicto armado a respetar la independencia profesional y derechos de los periodistas, profesionales de medios de comunicación y personal asociado”.


También pide a las partes enfrentadas “hacer todo lo posible para prevenir violaciones a las leyes humanitarias internacionales de civiles, incluyendo periodistas, trabajadores de medios y personal asociado”.


La medida enfatiza que, en las leyes humanitarias internacionales, se prohíben ataques intencionales contra civiles, incluyendo periodistas, ataques “que en situaciones de conflicto armado se constituyen en crímenes de guerra”.


Para garantizar que el Consejo de Seguridad afronte este tópico de manera habitual, la resolución exige al Secretario General tratar los temas de protección y seguridad de periodistas en sus informes rutinarios sobre protección a civiles en conflictos armados.


“Este ultimo punto es muy significativo”, dijo White. “De ahora en adelante, podemos esperar que Naciones Unidas identifique y destaque las naciones que fracasan en su obligación de proteger a los periodistas”.


Para mayor información contacte a Aidan White: 0032 478 258 669