Boletín Informativo Latinoamericano - Febrero 2004


PERÚ - Pronunciamiento


La Asociación Nacional de Periodista del Perú expresa de manera pública su profunda preocupación por la situación de los periodistas en Bagua Grande, capital de la provincia de Utcubamba, Amazonas.

Según hemos tomado conocimiento, en las últimas semanas medios radiales y periodistas son víctimas de agresiones, amenazas de muerte, trabas a la circulación de la información y procesos judiciales, en el espíritu de hostilizar la labor de fiscalización a las autoridades de la zona.

El caso del periodista José Flores Burgos, conductor y director del noticiero "Sin censura", de Radio Ariana Mix, demandado, conjuntamente con la propietaria de la radioemisora, por la comisión de presunto delito de difamación contra un funcionario del municipio es uno de los casos más alarmantes.

El "delito" del colega habría sido ser crítico a la gestión del ingeniero Manuel Izquierdo Alvarado, administrador de maquinaria pesada y jefe de Titulación de la Municipalidad. Habría que recordarle a quienes tienen responsabilidades públicas que por la naturaleza de su quehacer están constantemente expuestos al juicio de la colectividad.

Asimismo, es preocupante la situación de la radioemisora Ariana Mix, que viene sufriendo interferencias en su señal y es arbitrariamente sacada del aire por momentos durante la transmisión de espacios noticiosos como "La Voz" que se transmite de lunes a viernes de 7:00 a 9:00 horas y el programa "Sin Censura" que se propala de lunes a sábado de 13:00 a 15:00 horas.

La ANP está convencida que hechos de esta naturaleza deben merecer la especial atención de la opinión pública. Los colegas de Bagua, en comunicación telefónica con la Oficina de los Derechos Humanos del Periodista, han expresado su preocupación por las constantes amenazas de muerte y campañas de desprestigio "anónimas" contra hombres y mujeres de prensa de la zona. La responsabilidad directa, señalan los periodistas, sería del alcalde de la localidad, José Luis Novoa Flores, quien viene siendo investigado por el Poder Judicial y se encontraría con orden de comparecencia.

La ANP hace un llamado para que el doctor Octavio Esparza Villalobos, en su calidad de titular del Juzgado Especializado Penal de Utcumbama, quien verá el caso del colega José Flores Burgos, pondere de acuerdo a ley y con su mejor criterio los hechos materia de la denuncia.

En razón a la gravedad del caso, la ANP insta a la población de Bagua y autoridades de la zona a dar señales claras en salvaguarda de la labor periodística. Asimismo, expresa su solidaridad con todos los colegas de la zona y los alienta a continuar infatigables en esta difícil tarea de mantener informada a la colectividad.



PERÚ-Alerta


El periodista Antonio de la Torre Echandía, quien conducía el programa "El Equipo de la Noticia", de radio Orbita de Yungay, fue asesinado la noche del sábado. Un hombre lo atacó arteramente, cuando salía de una reunión social, clavándole varias veces un afilado cuchillo en la espalda.


La Torre fue objeto de la agresión a las 8.00 de la noche, aproximadamente, a no mucha distancia de su casa, situada en el jirón Santa Rosa, s/n, de la ciudad de Yungay, a 55 kilómetros al norte de Huaraz.

Digna Ramírez Ramírez -su cónyuge- afirma que lo vio desplomarse, mientras se sujetaba con la mano derecha la parte izquierda de la espalda.


Precisamente, en esa área corporal, el infortunado recibió las cinco cuchilladas que le comprometieron uno de los pulmones y le desencadenaron una mortal hemorragia.


Su hijo José Antonio, pese a contar sólo con 16 años, se mantuvo sereno.

El muchacho fue quien trasladó a su progenitor hasta el hospital local. En el trayecto, antes de perder la vida, el periodista le habría revelado a su hijo la identidad del agresor. "Dile a la policía que busquen a Casiano, es chofer de la Municipalidad de Yungay...".

Tras la muerte del hombre de prensa su viuda responsabiliza del asesinato al alcalde de la provincia de Yungay, Amaro León León, cuyo paradero es un misterio para la policía.


Dina Ramírez, esposa de la víctima, dijo: "El asesino es el alcalde de Yungay, porque no le gustaba que mi esposo criticara su gestión y por eso lo amenazaba. Acuso directamente a Amaro león de ser el autor intelectual. El fue quien mandó matar a mi Antonio con sus dos chóferes".


La policía ya inició las investigaciones del crimen. Trascendió que el 19 de octubre del 2003, el burgomaestre envió a chocar la vivienda del periodista destrozándole el techo de calamina.


El 4 de enero último, mandó colocar una bomba casera en la casa De La Torre y 15 días atrás una empleada del municipio le pegó con un palo indicándole que eso era "en nombre del alcalde" porque mucho lo denunciaba.



NICARAGUA – Asesinan a periodistas


El 10 de febrero de 2003 fue asesinado de cinco disparos de bala el periodista nicaragüense Carlos Guadamuz, al momento que iba a entrar a las instalaciones de Canal CDNN 23, en el que conducía el programa de opinión "Dardos al centro". Los vigilantes del canal lograron capturar al autor material del crimen, identificado como William Hurtado.


Guadamuz era considerado por muchos como un polémico periodista, por sus agudas críticas en contra del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y del líder de dicho instituto político, Daniel Ortega. Guadamuz fue militante del FSLN desde los años 60, pero se distanció y se volvió crítico del mismo luego que fue separado de la dirección de la estatal radio Ya en los años 80. Entre sus denuncias frecuentemente se refería a abusos y prácticas corruptas de la dirigencia sandinista.


PFC se sumó a las voces de condena por el asesinato del periodista Guadamuz. En una carta dirigida al Procurador de Derechos Humanos, Benjamín Pérez Fonseca, se advirtió que "el asesinato de periodistas es la peor y más dolorosa expresión de la intolerancia que prevalece en países como

Nicaragua, y es evidencia de un afán perverso por censurar al periodismo y a las voces críticas".


Los crímenes contra periodistas van en escalada en Centroamérica. En noviembre fue asesinado en Honduras el periodista Germán Rivas. En diciembre le fue cegada la vida a la periodista costarricense Ivania Mora. Y ahora, en Nicaragua se cometió el atroz crimen en contra de Carlos Guadamuz.


Con respecto al último caso, PFC pidió al procurador Fonseca "indagar e interceder ante las instancias competentes para que se investiguen los hechos y se establezca la responsabilidad intelectual del asesinato".


La misiva de PFC concluyó señalando que "en países como Nicaragua, donde la corrupción está en el centro mismo del poder, solo un ejercicio vigoroso y libre del periodismo y de la crítica política garantiza que las irregularidades sean expuestas públicamente, por lo que es menester procurar que crímenes como el de Guadamuz no vuelvan a repetirse y que los responsables paguen ante la justicia de manera ejemplar".



COLOMBIA - Herido periodista en Meta (Villavicencio)


El sábado 7 de febrero hacia las 3:30 p.m el reportero gráfico Guillermo Herrera Morales resultó herido. Los hechos ocurrieron al ser atacado a bala el helicóptero militar en el que se movilizaba en Villavicencio (Meta), al oriente del país. El periodista regresaba del municipio de San Juanito (Meta), luego de cubrir para el periódico El Tiempo la visita del gobernador a esa población.


"Yo estaba en una de las ventanillas del helicóptero, cuando escuché un ruido seco y luego observé que todos los pasajeros se tiraban al pisó, enseguida hice lo mismo, pero ahí me percaté de que estaba herido", narró el reportero gráfico a la FLIP.


En la misma aeronave Herrera Morales fue asistido por un médico que viajaba con ellos. Al llegar a Villavicencio el herido fue conducido a la Clínica de SaludCoop donde recibió atención inmediata. Hoy se recupera satisfactoriamente. Según el parte médico, un proyectil de fusil lo impactó en la pierna izquierda.


En el helicóptero militar viajaban unas 20 personas entre civiles y militares, estos últimos pertenecientes a la Séptima Brigada del Ejército con sede en Villavicencio. Herrera era el único periodista dentro del grupo.


Varios de los pasajeros coinciden en afirmar que el helicóptero sólo recibió un impacto de fusil que atravesó una de las puertas de la nave y alcanzó al reportero gráfico. Por su parte, el general Javier Hernán Arias Vivas, comandante de la Cuarta División del Ejército, con sede en Villavicencio,

atribuyó el ataque al frente 53 de las FARC.



COLOMBIA - Presentadora de televisión es atacada y torturada


Nueva York, 4 de febrero del 2004-El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) condena el reciente y violento ataque contra la periodista y activista de los derechos humanos colombiana Inés Peña, quien fue asaltada y torturada en la ciudad de Barrancabermeja, en el

Departamento de Santander, la semana pasada.


El 28 de enero, cerca de las 3 p.m., dos hombres armados secuestraron a la periodista mientras caminaba por el centro de Barrancabermeja. Peña, de 22 años, pertenece a la rama juvenil del grupo por los derechos de la mujer Organización Femenina Popular (OFP), y presenta el segmento «Cultura por la Vida» en el programa de televisión "La Mohana", emitido por la estación privada Canal Enlace

10 de Barrancabermeja.


De acuerdo con fuentes del CPJ, los asaltantes, quienes se identificaron como integrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), le apuntaron a Peña con un arma y la obligaron a subir al vehículo. Luego amenazaron a Peña y abusaron físicamente de ella, rapándole el cabello y quemando sus pies con agua hirviendo. Los atacantes le ordenaron que cortara su vínculo con el programa de

televisión.


Yolanda Becerra, presidenta de la OFP, señaló al CPJ que en su segmento televisivo, Peña se refiere a cómo los jóvenes se ven afectados por la guerra civil en Colombia y denuncia violaciones a los derechos humanos cometidas por los grupos armados. Becerra indicó que el ataque fue en represalia por el trabajo periodístico de Peña. La periodista ha recibido amenazas anteriormente.


La policía de Barrancabermeja ha lanzado una investigación para esclarecer el ataque.


Barrancabermeja, ciudad portuaria en el noreste de Colombia, es controlada por las fuerzas paramilitares, quienes frecuentemente son acusadas de flagrantes violaciones a los derechos humanos. En octubre del 2003, Janeth Montoya, periodista del diario de Barrancabermeja Vanguardia Liberal, recibió amenazas de muerte luego de haber escrito un artículo que abordaba los problemas sociales de

un barrio pobre donde los grupos armados tienen presencia activa.


"Instamos a las autoridades colombianas a lanzar una exhaustiva investigación sobre este repugnante ataque y a enjuiciar a los responsables", declaró Ann Cooper, Directora Ejecutiva del CPJ. "El gobierno debe tomar medidas inmediatas y firmes contra los grupos ilegales armados para que los periodistas puedan continuar con su labor sin temor a represalias".


Para más información acerca de la situación de la libertad de prensa en Colombia, visitar www.cpj.org. El CPJ es una organización independiente sin ánimo de lucro radicada en Nueva York, y se dedica a defender la libertad de prensa en todas partes del mundo.


Pronuncamiento de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú


La Asociación Nacional de Periodistas del Perú, organización gremial que representa a más de 9,000 periodistas en todo el país, ve con preocupación la actitud amenazante de la bancada legislativa del partido de gobierno, que, a decir de algunos de sus integrantes, estaría estudiando la posibilidad de denunciar a aquellos periodistas y medios de comunicación que presenten acusaciones contra el Gobierno sin tener pruebas que corroboren la información.


La ANP cree que actitudes como estas no son otra cosa que acciones de amedrentamiento contra quienes hacen periodismo de investigación en el país. Estamos convencidos que los señores congresistas y cualquier ciudadano que se sienta agraviado en su honor, tienen derecho a iniciar las acciones que están previstas en el ordenamiento jurídico del Estado, pero estima que no es necesario intimidar con represiones en perjuicio del libre ejercicio de la labor periodística.


El gremio respeta el derecho de toda persona humana a salvaguardar su buena reputación, pero así como lo hace exige el mismo respeto por la labor diaria del comunicador social.


Expresiones como las vertidas por el congresista Jorge Mufarech Nemy, quien dijo que los congresistas peruposibilistas harán un fondo con parte de su sueldo para contratar a jóvenes abogados, que no estén contaminados, para defenderlos de ataques infundados y denunciar penalmente las difamaciones de algunos malos periodistas, dañan al gobierno, más aún cuando se requiere de la mayor fiscalización por los actos de corrupción que son de conocimiento de la opinión pública.


Habría que recordarles a los políticos del país que libertad de prensa no es sólo pluralidad de opiniones, sino también sostenibilidad de condiciones que permitan que todo tipo de informaciones fluyan sin el riesgo de presiones, amenazas, agresiones o trabas a su circulación, directas o indirectas, implícitas o explícitas.


Exhortamos a la bancada oficialista a no irrogar a los periodistas un ánimo de desestabilización del gobierno. La ANP se permite recordarle que los altos funcionarios del régimen y su entorno amical y familiar son los que con su conducta pública, se han convertido en la principal amenaza de la transición a la democracia.



Comunicación ANP al Presidente Hugo Chavez Frias


Lima, 5 de marzo del 2004


Señor presidente

Hugo Chávez Frías

Presidente

República Bolivariana de Venezuela.-


Señor Presidente:


La Asociación Nacional de Periodistas del Perú, organización gremial que representa a 9,000 periodistas activos, se dirige a usted, en forma respetuosa, para expresar su preocupación por la situación de suma peligrosidad en que se viene ejerciendo la profesión periodística, como consecuencia de los acontecimientos ciudadanos, que tiene convulsionado a vuestro país.


La ANP, institución que a lo largo de 75 años ha defendido el derecho a la información como derecho del pueblo y que en los años de la dictadura fujimorista, supo hacer prevalecer los fueros de un periodismo libre, considera que es de su deber contribuir a que tan noble labor se encuentre plenamente garantizada. Para nosotros, y a la luz de la experiencia peruana, pueblo que se encuentra desinformado, es un pueblo silenciado por voluntad de la autocracia.


En la reciente semana, como seguramente será de su conocimiento, no menos de 17 periodistas han sido agredidos, resultando con heridas de consideración. Por ello mismo, insistimos, es necesario que su gobierno disponga lo necesario para evitar esta clase de atentados, que en realidad son atentados de lesa humanidad.


Atentamente,


Roberto Mejía Alarcón

Presidente ANP