Según la FIP, 2009 alcanzó niveles muy elevados de crímenes en los que los periodistas fueron blanco intencionado de los asesinos

La Federación Internacional de

Periodistas (FIP) ha pedido hoy más acciones de los gobiernos y de las Naciones

Unidas para proteger a los medios, al mismo tiempo que anunciaba la sombría

cifra de 137 periodistas y empleados de los medios asesinados a lo largo de

2009. En 113 de esas muertes, los periodistas fueron un blanco intencionado en

lo que -según la FIP- podemos considerar uno de los mayores niveles de

asesinatos de periodistas, a pesar de las demandas de la ONU a los gobiernos

para que acaben con la impunidad.

En un año que termina con un repunte de

los asesinatos de profesionales de los medios, Filipinas, México y Somalia han

sido designados como los países más peligrosos para los periodistas. 

"El descenso del número de asesinatos

de periodistas durante el año anterior no se ha mantenido mucho tiempo", ha

afirmado Jim Boumelha, presidente de

la FIP. "La devastadora matanza de 31 periodistas y personal de los medios en

Filipinas, en el mes de noviembre, y la reciente ola de violencia contra

nuestros colegas de México y Somalia, hacen de éste un año muy sangriento para

los medios de comunicación".

La lista de la FIP relativa a los

asesinatos de empleados de los medios se ha hecho en coordinación con el

Instituto de Seguridad de las Noticias (INSI, según sus siglas en inglés).

Contiene los nombres de 137 periodistas y otro personal de los medios que

fallecieron en 2009 frente a los 109 que registramos en 2008. De esa cifra, un

total de 24 casos se debió a muertes accidentales de los periodistas mientras

trabajaban.

En Irak, que fuera durante la mayor

parte de la década pasada el país más peligroso y letal para medios y  periodistas, el número de muertes desciende a

cinco en 2009 frente a los 16 que se registraron el año anterior, debido a la

mejora en la situación de crisis que vive aquel país.

Pero lo más chocante de estas

estadísticas del año lo encontramos en Filipinas donde 38 periodistas y otro

personal de los medios sufrieron una muerte violenta en 2009. La mayoría de las

víctimas lo fueron en la matanza acontecida en la provincia de Maguindanao, el

23 de noviembre, donde hubo 31 bajas mortales entre los medios.

La FIP declara que ese ataque sin

precedentes y la continuada violencia contra los medios de comunicación en

otros lugares es un reto para los gobiernos, que en 2006 recibieron del Consejo

de Seguridad de Naciones Unidas un mensaje para que dieran pasos hacia una

mejora en la protección de los medios y de los periodistas en todas las zonas

de conflicto..

"La cuestión ahora es si los gobiernos

escuchan o están dispuestos a asumir sus responsabilidades de manera seria", ha

afirmado Aidan White, Secretario General de la FIP: "No hay lugar para la

autocomplacencia, ni para la indiferencia. La crisis a la que se enfrentan los

medios amenaza también a vidas inocentes y a la democracia misma".

Cuando llegamos al 31 de diciembre, la

FIP ha anotado la siguiente información de asesinatos de periodistas y personal

de los medios en 2009:

Asesinatos intencionados: 113

Muertes

accidentales: 24

Cifra global de asesinados: 137

La región más letal, por segundo año

consecutivo, es la de Asia-Pacífico con 52 periodistas y otro personal de los

medios asesinados. Filipinas cuenta con el peor nivel de muertes, tras la

masacre del 23 de noviembre en la provincia de Maguindanao, que dejó un rastro

de 31 vidas entre los empleados de los medios de comunicación.

Otros países con cifras altas de bajas

mortales entre los medios son:

México            13

Somalia          9

Pakistán         7

Rusia              6

En 2008, Irak, India y México estaban

entre los países más peligrosos del mundo. Rusia ha irrumpido este año entre

los cinco más peligrosos. La FIP desarrolla una campaña contra la impunidad en

aquel país y ha creado una base de datos en línea de los casos de asesinatos de

profesionales de los medios, con la colaboración de dos instituciones rusas de

seguimiento de dichos ataques contra periodistas: la Fundación de Defensa

Gladnost y el Centro del Periodismo en Condiciones Extremas.

 

 

El informe completo de la FIP sobre

periodistas y empleados de los medios asesinados en 2009 se publicará -en su

versión definitiva- a mediados de enero de 2010.

Para más información, pueden contactar con la

FIP:

Jim Boumelha, Presidente de la FIP, en el teléfono    :        

+44 1865723450

Aidan White, Secretario General de la FIP, en el                   +32 478258669

Ernest Sagaga, Responsable de Comunicación:

+32 2 235 22 07/+32 477 71 40 29

 La

FIP representa a unos 600.000 periodistas en 125 países de todo el mundo