FIP expresa preocupación por sentencia contra reportero de Al-Jazeera confirmada por Alta Corte en España

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, expresó su preocupación a raíz de la confirmación, de la sentencia a siete años de prisión al reportero de Al Jazeera, Tayseer Allouni, hecha por la Corte Suprema Española. La sentencia fue impuesta el año pasado, a pesar de que el periodista fue absuelto de tener vínculos con el grupo terrorista, Al Qaeda.


La FIP señaló que los trabajadores de Al-Jazeera, la principal cadena de televisión árabe en mundo, insisten que el veredicto se basó en evidencia circunstancial y sin argumentos.


Allouni, periodista veterano, respetado en Oriente Medio, fue arrestado en noviembre del 2004 por presuntos vínculos con la red Al Qaeda. Fue detenido por primera vez en septiembre del 2003 y liberado un mes después bajo fianza por motivos de salud. La alta Corte española lo halló culpable en el 2005 de colaborar con el grupo terrorista, pero aclaró que Allouni no es miembro de Al Qaeda.


“No hay duda que la sentencia a siete años en prisión es una retaliación, dada la naturaleza de la evidencia presentada en su contra. Nos sorprende que la decisión siga en pie mientras a otro acusado, Imad Eddin Barakat Yardas, le fue reducida su sentencia de 27 a 12 años”, comentó Aidan White, Secretario General de la FIP.


“Es probable que como consecuencia de este caso, los medios de comunicación y periodistas se rehúsen a hacer seguimiento de las noticias que involucren a organizaciones y grupos, por temor a ser tratados de “terroristas”.


“Ahora los reporteros tendrán que pensarlo dos veces cuando hagan referencia a las fuentes al preparar sus informes” dijo White. “El efecto de este veredicto podría ser el fin de las fuentes de información necesarias tras la propaganda de la denominada “guerra contra el terrorismo”.


Al Jazeera, el canal satelital que ha provocado gran controversia entre miembros del gobierno de EEUU por su cubrimiento independiente y crítico de la guerra en Irak, ha sido en dos ocasiones víctima de ataques de fuerzas estadounidenses. Sus oficinas en Kabul y Bagdad fueron atacadas y un periodista murió.


“Era importante que toda la evidencia contra Allouni fuese examinada por completo. Así se podría descartar cualquier sospecha o acusación que indique una sentencia manchada de consideraciones políticas”, dijo White. “Familia y colegas de Allouni siguen convencidos que el periodista padeció este proceso por la entrevista a Osama Bin Laden, que realizó tras los ataques del 11 de septiembre contra Estados Unidos.


Para más información por favor contacte al: +32 2 235 22 00

La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 110 países