FIP condena “cultura de ignorancia y prejuicios” mientras censuran agencias de noticias en China

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, condenó las gestiones de Xinhua, la agencia oficial de noticias en China, para censurar información de medios de comunicación internacionales. Esta es la desesperada estrategia para imponer una “cultura de ignorancia y prejuicios” en el cambiante panorama mediático chino.


El fin de semana pasado, Xinhua anunció veto para la distribución de contenidos, de cualquier agencia de noticias, que “perjudiquen la seguridad nacional o el honor de China” o “perturben la economía china o el orden público”.


Esta medida es similar a otras tomadas en Pekín para reforzar la censura en los medios. Las nuevas normas otorgan a Xinhua poder para censurar reportajes o revocar licencias de quienes operan en el país.


“Este accionar hace parte de un ataque contra la libertad de expresión que puede resultar desastroso, incluso para el desarrollo económico de China”, advirtió Aidan White, Secretario General de la FIP. “Obedece a un esfuerzo por imponer una cultura de ignorancia y prejuicios en momentos en que muchos sectores de la sociedad china están despertando ante los beneficios que proporcionan los medios de comunicación libres”.


La FIP indicó que se ha venido intensificando la censura por parte de líderes comunistas para evitar que la información llegue a los 1.300 millones de habitantes.


El mes pasado, funcionarios del gobierno declararon que permitirían a algunos sitios Web transmitir videos en línea. Así la administración fortalece la regla que obliga a proveedores de Internet extranjeros a monitorear sus páginas Web. Los buscadores de Google, Yahoo y Microsoft, filtran contenidos al bloquear cientos de palabras claves como “plaza de Tiananmen” y “democracia”.


Las páginas Web consideradas políticamente incorrectas son vetadas. Solamente hay disponibilidad de periódicos extranjeros y televisión satelital en hoteles internacionales o zonas en las que residen extranjeros. En ocasiones, los censores arrancan páginas de revistas extranjeras que consideran ofensivas. Periodistas y ciudadanos que violen la regla pueden enfrentar juicios.


La FIP señaló que el nuevo refuerzo a las reglas de censura le quitaría a bancos e instituciones económicas chinas, acceso a información y noticias económicas cruciales. Xinhua planea vetar informes que a su juicio perturben el orden público y económico de China, socave “la estabilidad social” o “ponga en peligro la unidad nacional, la soberanía o la integridad del territorio”.


Se espera que Xinhua enfrente una oposición local considerable a la que se unirán agencias de noticias internacionales que critican el doble rol de la agencia como reguladora y, simultáneamente, poderoso participante en la industria de información financiera. Algunos señalan que el principal objetivo tras de la estrategia de Xinhua, es aumentar su potencial comercial.


Hace diez años, Xinhua intentó limitar la actividad de las agencias de noticias extranjeras pero desistió, luego de conversaciones comerciales con países occidentales.


Xinhua fue fundada en 1931 como la Agencia de Noticias de China Roja. Se ha enfocado en consolidar un servicio de noticias financieras que pretende utilizar las Olimpiadas del 2008 -que se realizarán en Pekín- para aumentar su cobertura de deportes y fotografías.


“Esta política es un golpe para quienes han dado la bienvenida a la apertura de China en momentos de expansión económica,” dijo White. “Esta situación evidencia que la hostilidad ante los medios de comunicación está más fuerte que nunca”.


En agosto, la FIP y colegas de distintas partes del mundo ejecutaron una campaña por la libertad de prensa y rechazaron la sentencia a cinco años de prisión por el presunto cargo de espionaje para Ching Cheong, reportero de un periódico en Singapur.




Para más información contacte a la FIP al: +32 2 235 2200

La FIP representa a más de 500 mil periodistas en más de 120 países