Declaración de Rio

Segunda Conferencia Latinoamericana de Mujeres Periodistas

25-28 de marzo de 2004


La Segunda Conferencia Latinoamericana de Mujeres Periodistas, realizada en Río de Janeiro, Brasil, del 25 al 28 de marzo de 2004, organizada por la Federación Internacional de Periodistas, la Federação Nacional de Jornalistas Profissionais (Brasil) y la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa, debatió los temas relacionados con la Reingeniería del Tiempo; Las Políticas Públicas para la Mujer Periodista; Calidad de la Información; Violencia contra la Mujer y sobre la necesidad de conformar una Red Internacional de Mujeres Periodistas.


En el marco de esta Segunda Conferencia, se perfilaron situaciones que permitieron realizar un diagnóstico que se expresa en:


- La falta de discusión de los temas de género entre periodistas y en el seno de los Sindicatos que se traduce en la carencia de comisiones referidas al tema.


- La falta de seguridad en el ejercicio de la profesión, arroja cifras alarmantes de asesinatos de periodistas en plena cobertura en los escenarios de conflicto, o víctimas, a consecuencia de las denuncias que realizan. La impunidad en estos casos, ha sido la tónica constante, sumiendo en las cifras del silencio a los responsables.


- Pese al aumento numérico y cualitativo de la mujer en los medios de comunicación, éste no se corresponde con su presencia en cargos de real poder y decisión.


- Se mantienen los niveles de desigualdad salarial por igual trabajo entre hombres y mujeres periodistas.


- Ni los gobiernos, ni la empresa privada han dado una respuesta satisfactoria a la articulación de la vida profesional con la actividad doméstica.


- En la mayoría de los países latinoamericanos, no existe la cobertura de salud y seguridad social para las mujeres periodistas.

- Ha aumentado de manera preocupante el trabajo independiente para las mujeres con la consecuente pérdida de sus derechos laborales.


- Persiste un incremento de periodistas mujeres becarias, cuyo trabajo es aprovechado por las empresas sin remuneración ni compromiso.


- Se acentúa una distorsión en el desempeño profesional del periodismo, cuando las empresas condicionan el pago salarial a la venta de publicidad.


- El acoso sexual sigue siendo un tema de relevancia y alarma.


- La presencia de mujeres en los altos cargos no se ha traducido en forma amplia, en políticas que redunden en beneficio de los derechos de la mujer, por el contrario, reproducen esquemas de exclusión y autoritarismo.



PROPUESTAS


- Crear las comisiones de asuntos de género en los Sindicatos y fortalecer las ya existentes.


- Exhortar a la promoción, en los distintos Sindicatos, de Cursos, Talleres, Seminarios y demás actividades que permita generar el marco adecuado para la discusión de los temas de género.


- Que los Sindicatos incluyan en sus Convenios Colectivos, el combate a todas las formas de discriminación para el ejercicio de la profesión en todos medios, especialmente en la televisión, a aquellas discriminaciones relacionadas a temas como: racial/étnica, de género, de edad, opción sexual y religión.


- Trabajar en la democratización de los medios para formar y promover a la mujer en cargos directivos y de decisión. El arribo de la mujer a este nivel de liderazgo, compromete su rol con otra manera de ver, hacer y ejercer.


- Velar porque los códigos laborales en cada país se reformen o exijan estricto cumplimiento, en el marco de los acuerdos de la OIT.


- Exhortamos a los Gobiernos y a la empresa privada de los países latinoamericanos a asumir un compromiso para la elaboracioón de políticas públicas que contribuyan a la articulación de la vida profesional con las responsabilidades domésticas, así como el fortalecimiento de los sitemas de salud y seguridad social, que incluyan a las mujeres periodistas, al margen de su status laboral.


- Exigir la investigación , juicio y castigo para los responsables de los asesinatos y agresiones a periodistas.


- Convocamos a los actores económicos, gubernamentales, políticos, y sociales para que se estimule la aprobación de leyes que protejan los derechos de las trabajadoras periodistas.


- El Periodismo como profesión no permite deformaciones que contravengan la ética y su libre ejercicio. Por lo tanto rechazamos como uma violación a la legitimidad de la profesión el condicionamiento del periodismo a la venta de publicidad


- Convocar a las periodistas víctimas de acoso sexual y laboral, a que cada vez con mayor firmeza, denuncien los abusos en tal sentido, a la vez que exhortar a los gobiernos para que promulguen leyes dirigidas a castigar de manera ejemplar a las personas responsables.


- Convocar a las periodistas con altos cargos de dirección, a asumir un compromiso ético para contribuir a la excelencia de la profesión en un marco de respeto mutuo, promoción y solidaridad con quienes comparten sus responsabilidades en el escenario laboral.


- Fortalecer la Red Internacional de Mujeres Periodistas, creada en el marco de esta conferencia como un espacio de contacto, de conocimiento, de difusión, una plataforma para visibilizar el trabajo de las mujeres periodistas, para que asimismo ellas evidencien en los medios de comunicación la situación de las mujeres y promueva el dambio de su condición actual en la sociedad.


- Realizar la III Conferencia Latinoamericana de Mujeres Periodistas en la ciudad de Buenos Aires - Argentina .



Río de Janeiro, 28 de marzo de 2004.