Unas palabras de nuestro Presidente: El valor de un céntimo

Los sindicatos y asociaciones afiliados a la FIP esperan mucho de su federación. Y con razón. Pero la FIP les necesita para actuar. Como sus afiliados, que no pueden hacer nada sin la puesta en común de los recursos por parte de sus miembros para hacer valer sus derechos.

Para los afiliados de la FIP, esta contribución tiene un esfuerzo común: la cotización. En estos tiempos difíciles, su pago puede resultar problemático, pero es esencial. Incluso con un salario de miseria de un dólar al mes, ¿un periodista no podría consagrar ni un céntimo para defender su dignidad? Este céntimo mensual, unido a muchos otros, acordados en proporción al número de miembros, da a los sindicatos la fuerza de actuar a nivel nacional. Y a la FIP, los medios para poder apoyarles en esa hazaña.

Philippe Leruth

Presidente de la FIP