Periodistas iraquíes comparten el júbilo de la FIP por la liberación de los periodistas franceses liberados y líderes gremiales llaman a la amnistía general

Líderes de la dividida comunidad de periodistas en Irak, se unieron a la Federación Internacional de Periodistas para darle la bienvenida a la liberación de los colegas franceses secuestrados, George Malbrunot y Christian Chesnot.


Durante reunión con el líder de la FIP en Amman –en la que se diseñaba un programa de asesoría para trabajadores de medios asediados-, tres organizaciones periodísticas enviaron un mensaje de buena voluntad a los dos franceses, quienes hicieron una parada en la ciudad antes de continuar la ruta Bagdad-París, después de su odisea de cuatro meses como rehenes.


”Su liberación es motivo de júbilo para todos los periodistas iraquíes,” decía la declaración. “Esperamos que sea una señal para que todo acto de intimidación, humillación y violencia contra periodistas, locales o extranjeros, llegue a su fin.”


El mensaje para los recién liberados, fue dado a conocer mientras en la reunión, presidida por el Secretario General de la FIP, Aidan White, acordaban nuevas acciones para mejorar la seguridad de los periodistas en Irak, entre representantes de la Asociación Kurda de Periodistas, el Sindicato de Periodistas Iraquíes, grupos de periodistas independientes del Sindicato de Prensa Iraquí, y editores líderes.


Los participantes también hicieron un llamado a una amnistía general que permita la liberación inmediata de todos los periodistas prisioneros, capturados ilegalmente o bajo el amparo de leyes punitivas. Igualmente se hicieron exigencias especiales para la liberación de Mohammed Benchicou, editor del periódico independiente Le Matin, quien permanece en una cárcel de Argelia sindicado de cargos relacionados con la venta de divisas, considerados como injustificados por muchos observadores.


“Hacemos un llamado especial al Presidente de Argelia para que intervenga en el caso de Benchicou,” decía la declaración. “Es el momento para que el gobierno intervenga y finalice así la tragedia de nuestro colega quien debe ser liberado de forma inmediata.” También fue enviada una vehemente exhortación para la liberación del periodista Dawit Isaac, de Eritrea, quien ha permanecido detenido durante 1.186 días.


Durante la reunión fue revelada la cifra de entre 150 a 200 periodistas en prisión a causa de su labor periodística, con al menos 60 en Cuba y China, y con otros 60 en Burma, Vietnam, Irán, Nepal, Eritrea y Turquía. “El castigo a los periodistas por realizar su trabajo es inaceptable y todos los colegas deben ser liberados inmediatamente. El sufrimiento de los periodistas en Irak y alrededor del mundo debe acabar.”


La reunión de dos días concluyó el programa de acción que incluye una serie de eventos pedagógicos para reporteros iraquíes -involucrando al Instituto Internacional para la Seguridad de la Prensa, INSI-, al igual que la distribución de un manual de seguridad y protección detallado para cada periodista iraquí, así como la entrega de equipos de seguridad en todos los medios del convulsionado país.


“Los periodistas iraquíes quieren trabajar en paz y con seguridad, y acabar con la rutina intolerable de violencia e intimidación que padecen. Este programa será la demostración de que la comunidad internacional está al tanto de sus dificultades y está lista para ayudar,” comentó White.


Para más información por favor contacte +32 2 235 22 07

La FIP representa a más de 500,000 periodistas en más de 110 países