Periodistas europeos y globales luchan para defender la independencia editorial en diario italiano líder

La Federación Internacional de Periodistas apoyó hoy las manifestaciones de periodistas del periódico italiano líder Corriere Della Sera, debido al aumento de la presión editorial por parte de accionistas, algunos de ellos miembros de los conglomerados económicos más poderosos del país. Los periodistas están exigiendo mayor protección para el periodismo independiente.


“Somos testigos de una lucha por el alma del periódico insignia de Italia,” dijo Aidan White, Secretario General de la FIP. “Es la batalla por el futuro de un periodismo independiente y de calidad, no solamente de la prensa italiana sino más allá de sus fronteras”.


En una vehemente declaración publicada hoy, el comité editorial del periódico -elegido por periodistas- afirma que hay una creciente interferencia en la sala de redacción por parte de unas 15 corporaciones y empresas principales que componen la estructura de propietarios. En la declaración también se hace un llamado a la conformación de nuevas estructuras internas que permitan la protección de la independencia del equipo editorial.


El control del diario más vendido en Italia, con cerca de 400 periodistas y más de 2000 colaboradores, está en manos conglomerados industriales y financieros de Italia como el grupo Fiat y varios bancos líderes, pues son accionistas mayoritarios.


Los periodistas temen por el futuro de la reputación de independiente del periódico, en medio de la lucha casi política que en este momento tiene enfrentados a partidos políticos de centro derecha, liderados por el Primer Ministro Silvio Berlusconi, y al bloque de centro izquierda, guiado por el presidente de la Unión Europea Romano Prodi.


“Cuando los periodistas siguen la directriz de sus amigos políticos, se lesiona la calidad del cubrimiento informativo,” dijo White. “Es por esto que hacemos un llamado para finalizar la interferencia editorial y para poner en práctica los preceptos de la ética periodística. Los periodistas europeos darán su total apoyo a los colegas italianos que están luchando por sus derechos.”


El temor frente a la independencia editorial del principal periódico del país, aumenta las preocupaciones acerca de la influencia política en todos los medios de comunicación, dice la FIP, pues el sistema de transmisión –privado y público- está bajo el control del Primer Ministro Berlusconi, quien es propietario de Mediaset, el más grande trasmisor privado, y es capaz de determinar el futuro del trasmisor público RAI.


Para más información por favor contacte: +32 2 235 22 15

La FIP representa a más de 500,000 periodistas en más de 100 países


Comunicado por el miembro de la FIP -

Federazione Nazionale della Stampa Italiana


Roma, 16 dicembre 2004

Prot. n. 201


Il Segretario Generale della Federazione Nazionale della Stampa Italiana, Paolo Serventi Longhi, ha dichiarato:


“I problemi posti dal documento del comitato di redazione de Il Corriere della Sera riguardano l’intero mondo dell’informazione e sono totalmente condivisibili. L’indipendenza di un grande giornale come il Corriere non è un problema che può riguardare soltanto le persone che compongono il patto di sindacato della RCS Mediagroup, ma tutti i lettori, i giornalisti e i lavoratori del giornale, la stessa democrazia italiana. Per questo chiediamo a chi gestisce, nell’attuale difficile fase del mondo dell’informazione, il Corriere della Sera di garantire la separazione degli interessi economico - editoriali dall’informazione e le condizioni per la realizzazione di un prodotto di alta qualità e realizzato in piena autonomia dalla redazione. E’ importante che sui temi sollevati dalle colleghe e dai colleghi del Corriere della Sera si sia espressa con nettezza la Federazione Internazionale dei Giornalisti che testimonia la solidarietà del Sindacato dei Giornalisti di tutto il mondo alla battaglia per un futuro di indipendenza e qualità del giornalismo nella stampa italiana. La IFJ esprime giustamente la preoccupazione per il possibile sviluppo della situazione di uno dei più grandi quotidiani italiani, specie per quanto riguarda i rischi determinati dai rapporti tra politica, grande industria, finanza e comunicazione.”