Mientras los líderes de la UE se encuentran reunidos, periodistas europeos manifiestan su preocupación por récord de Turquía en materia de derechos de medios

La Federación Europea de Periodistas y el Grupo Regional de la Federación Internacional de Periodistas, expresaron hoy su preocupación por el récord de Turquía en materia de derechos de medios y libertad de prensa, mientras líderes europeos se reunían en Bruselas para decidir el inicio de conversaciones con Ankara, sobre la solicitud del país para unirse a la Unión Europea.


“Los periodistas turcos aún trabajan en condiciones difíciles, por debajo de los niveles sociales y económicos estándar disfrutados por otros comunicadores de la Unión Europea”, manifestó la FEP en carta enviada a Abdullah Gül, Ministro de Relaciones Exteriores, y al Primer Ministro de Turquía.


La Federación reconoce el progreso de Turquía en el campo del periodismo y de las libertades civiles - particularmente con la revisión de leyes anti terroristas-, sin embargo afirma que hay mucho más por hacer. Algunos miembros de la FEP han enviado cartas similares a sus respectivos ministros de Relaciones Exteriores, en solidaridad con los colegas turcos.


Como organización de periodistas que es, la FEP ha evitado definir una posición política respecto a la solicitud de membresía en la UE, y se ha enfocado en el cumplimiento de los derechos de los periodistas y la libertad de prensa.


La FEP está preocupada porque el Estado turco no ha presionado a los propietarios de los medios de comunicación que violan los derechos de sindicatos reconocidos internacionalmente e impiden que periodistas se organicen en asociaciones. Esto disminuye la posibilidad de un diálogo social y va contra el concepto de organización social establecido hace muchos años en la Unión Europea.


La FEP explicó, además, que una nueva ley –en trámite- sobre el derecho de asociación, obligaría a los sindicatos de periodistas turcos a que se unan a otros sindicatos del sector de las comunicaciones, de tal manera que, “privan a nuestros colegas de su derecho fundamental a organizarse independientemente y defender sus derechos específicos.”


La FEP afirma que los periodistas turcos padecen restricciones para el ejercicio de la libertad de prensa, además del temor a las sanciones contempladas en el nuevo código penal relativas a la publicación y transmisión. La Federación también denunció que los reporteros turcos son objeto del monitoreo de sus informes sobre la crisis en Chipre.


“Dada la importancia de la discusión que está a punto de llevarse a cabo, es preciso insistir en que Turquía debe reconocer los valores sociales, democráticos y culturales inherente a los miembros de la Unión Europea”, dijo el canciller de la FEP, Arne König.


“La libertad de prensa es una prueba de democracia e independencia que implica derechos profesionales y sociales para las asociaciones periodísticas, garantes de libertad. Por lo tanto, estos principios deben ser fortalecidos.”


Para más información, contacte: +32 2 235 2215

La FEP representa a más de 200,000 periodistas en más de 40 países