Los medios enfrentan “duras decisiones” sobre el cubrimiento en Irak, afirma la FIP, mientras periodista italiano es secuestrado

Giuliana Sgrena - © Il ManifestoEl reciente secuestro de una periodista italiana en Irak, segundo periodista de alto perfil secuestrado en las últimas semanas, está obligando a los medios a tomar “decisiones difíciles” sobre cómo realizar el cubrimiento en Irak, comentó la Federación Internacional de Periodistas.


“Las organizaciones de medios están enfrentadas a decisiones difíciles. Deben asegurar que su gente no corra peligro,” dijo Aidan White, Secretario General de la FIP, “pero no pueden ignorar la noticia. El periodismo no debe ser intimidado.”


La FIP afirma que la transición hacia la democracia carece de toda credibilidad, en momentos que los terroristas y bandidos están señalando a los periodistas como objetivos. Giuliana Sgrena fue secuestrada alrededor de las 2 p.m. cerca a una mezquita sunita en el distrito Al-Jadriya, cerca a la universidad de Bagdad. Ella estaba en un carro con su intérprete, dirigiéndose a una entrevista con un grupo de refugiados en Fallujah.


Ella conversaba por teléfono con un colega italiano cuando desconocidos que abordaban un bus, abrieron fuego contra su automóvil, obligando a que se detuviera.


Huyeron con Sgrena pero dejaron a su intérprete (su identidad no ha sido revelada). Ningún grupo ha asumido la autoría del hecho. El ministro del interior Italiano, Giuseppe Pisanu, comentó que pudo haber sido secuestrada por un grupo sunita.


Su secuestro, ocurridoi después de que Florence Aubenas, reportero del diario francés Libération, despareció el 5 de enero junto a su interprete iraquí, Hussein Hanoun al-Saadi, ha suscitado preocupaciones sobre una nueva ola de ataques contra periodistas y trabajadores de medios. “Ya hemos perdido a nuestro colega italiano Enzo Baldoni en horribles circunstancias,” comentó White. “Debemos hacer todo al alcance para que no se repita.”


Baldoni, de 56 años, era reportero del semanario Diario, en Milán, y voluntario de la Cruz Roja mientras se encontraba en Irak, afirmó su hija Gabriella Baldoni, el pasado miércoles.


"Él intentaba salvar vidas humanas en Najaf al colaborarle a un convoy de la Cruz Roja, con un espíritu de solidaridad que siempre ha predominado en su pensamiento y acciones," dijo en declaraciones para la televisión pública italiana.


La FIP está trabajando para su afiliado italiano, la Federazione Nazionale della Stampa Italiana (FNSI), para impulsar el conocimiento mundial del hecho y garantizar la segura liberación de nuestra colega Giuliana Sgrena. Una concentración está siendo organizada por la oficina del alcalde en Roma para mañana a las 18.00 con el objetivo de protestar por la detención de Sgrena.


Para más información por favor contacte +32 2 235 22 07

La FIP representa a más de 500,000 periodistas en más de 110 países