La seguridad de los medios en crisis en Burundi

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) sigue de cerca la situación de los periodistas en Burundi al hilo de la crisis política en el país, los atropellos y amenazas contra periodistas y el cierre de todos los medios independientes, que obliga los periodistas a exilarse en países vecinos o a huir en la clandestinidad. Por lo menos 40 periodistas, entre los cuales se encuentran dirigentes del sindicato de periodistas UBJ afiliado a la FIP, tuvieron que refugiarse en países vecinos.

La FIP multiplicó sus esfuerzos en Europa y África para aumentar la sensibilidad sobre la gravedad de la situación y movilizó el apoyo necesario para su protección. El Fondo de Solidaridad Internacional de la FIP ofreció 10.000€ de ayuda directa a los periodistas amenazados e interpeló a otras fuentes de financiación a ampliar su apoyo.