La FIP protesta por la expulsión de la corresponsal del diario El País en Irán

La Federación

Internacional de Periodistas ha expresado su rechazo absoluto de la decisión

del gobierno iraní de anular el permiso de residencia y la tarjeta de prensa de

Ángeles Espinosa, corresponsal desde hacía cinco años del diario El País en Irán.

"Es

otro intento del régimen iraní de silenciar el reporterismo independiente sobre

lo que sucede en el país", ha declarado Aidan White, Secretario General de la FIP,

quien ha añadido. "Ángeles Espinosa es expulsada únicamente por ser testigo de

las consecuencias de la política del régimen iraní. Como otros periodistas

expulsados antes, ella es una víctima del secretismo y de la intolerancia de

unos líderes con miedo a someterse al escrutinio público".

La

FIP apoya a su organización afiliada FAPE (Federación

de Asociaciones de Periodistas de España) que considera esa decisión "un castigo directo al trabajo de la

periodista española, cuyas coberturas cumplen a rajatabla los principios de objetividad,

calidad y compromiso ético de esta profesión".

En su

comunicado, la FIP relaciona la expulsión de Ángeles Espinosa, quien debe salir

de Irán antes del 24 de octubre, con la información dada por la periodista

sobre el caso de Sakineh Ashtiani, condenada a muerte por lapidación. La

periodista señala asimismo que la entrevista con Ahmad Montazerí, hijo de un

ayatollah disidente, fue el inicio de esta expulsión. Las autoridades le

retiraron entonces el pasaporte y la tarjeta de prensa. Ahora le han devuelto

sólo el pasaporte, pero con el permiso de residencia anulado y con la

advertencia de que debe abandonar Irán en menos de dos semanas. "La hostilidad

del régimen del presidente Ahmadineyad hacia la libertad de prensa dirige a ese

país por el estrecho sendero de una sociedad cerrada", ha concluido White: "Es

una tragedia para el pueblo iraní y contribuirá a socavar aún más la relación

de Irán con el resto del mundo".

La

FIP recuerda que las autoridades iraníes han detenido y encarcelado a docenas

de trabajadores de los medios de comunicación, que más de un centenar de

periodistas iraníes ha huido hacia el exilio, que -al menos- 20 periódicos han

sido cerrados y que miles bitácoras o blogs han sido bloqueados en la Red.

Si desean más

información, pueden llamar a la FIP al + 32 2 235 22 07

o al teléfono de

FAPE + 34 91 360 58 24

La FIP representa a unos

600.000 periodistas en 125 países