La FIP emite nueva advertencia sobre la amenaza de cierre de medio en Venezuela

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) dijo hoy que la decisión del Presidente Hugo Chávez de cerrar una estación televisiva que ha sido crítica a su gobierno y sus recientes comentarios cuestionando el futuro de la libertad sindical, muestra un desarrollo preocupante para el pluralismo en los medios y para los derechos sindicales en Venezuela.


“Para que haya verdadera libertad de medios en Venezuela, debe haber una pluralidad de voces, tanto en las ondas aéreas, como en las salas de prensa”, dijo el Secretario General de la FIP, Aidan White. “Cerrar un estación sin el debido proceso, y amenazar con restringir la libertad sindical podría conducir a más ataques a los derechos fundamentales”.


El domingo, el presidente Chávez afirmó de nuevo que no renovará la licencia a la planta de televisión privada Radio Caracas Televisión (RCTV) que vence el 27 de mayo. Esta decisión significará pérdida de empleos para cerca de 2.000 trabajadores directa o indirectamente afectados y el silenciamiento de una de las más antiguas trasmisoras de Venezuela.


Al mismo tiempo, Chávez ha estado llamando a cuestionar el futuro de los sindicatos libres. La FIP está apoyando las protestas de su afiliado venezolano, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), contra el cierre de RCTV y las amenazas contra los sindicatos independientes.


La FIP dice que las amenazas a las libertades fundamentales pueden socavar el apoyo a la redistribución de la economía y a las ambiciones del gobierno de Chávez de terminar con la pobreza y las privaciones sociales.


En carta a Chávez, White urge al presidente a “dejar claro el compromiso continuo de Venezuela con sus obligaciones bajo la ley internacional relativa a la libertad sindical y a reasegurar a los periodistas y trabajadores de medios en su país que su derecho a organizarse está y continuará protegido”.


El SNTP y la FIP temen que la declaración pública de Chávez, del 24 de marzo, en la que enfáticamente declaró que en el contexto de la revolución “los sindicatos deben desaparecer”, conducirá a un ataque contra los sindicatos independientes. Este es un parecer que preocupa a los periodistas y trabajadores de los medios de Venezuela y causa igual preocupación a los 500.00 periodistas miembros de la FIP”.


La libre asociación y los derechos sindicales están garantizados por la Convención Internacional Sobre Derechos Humanos, las Convenciones de 89 y 98 de la ILO y son la piedra angular de la sociedad democrática.


La FIP advirtió que los planes de cerrar RCTV, la cual ha sido acerbamente crítica hacia el presidente, mientras refuerza la influencia y el control del gobierno sobre más de 200 medios, es una potencial “catástrofe para el pluralismo y los derechos sociales”.

El presidente Chávez acusa a la red, y otros medios independientes, de estar involucrados en el fallido atentado para derrocar su gobierno en Abril de 2002. RCTV y otros jugaron un papel altamente controversial en estos eventos – lo cual condujo a la protesta y la crítica, y que la misma FIP apoyó en su informe Vínculo Perdido en la Crisis Política Venezolana (2002).


“No ha habido advertencia ni consulta con la fuerza laboral, lo cual sugiere que el cierre de RCTV, sin escrutinio independiente de sus acciones, será un desastre para la libertad de prensa, así como para miles de trabajadores de este medio y sus familias”, dijo White. “La protesta por esta acción por parte de los sindicatos muestra por qué los sindicatos son vitales para los medios venezolanos y la sociedad como un todo”.


Para más información contactar a la FIP en 32 2 235 2207

La FIP representa a cerca de 500.000 periodistas en más de 100 países en todo el mundo.