La FIP divulgó hallazgos preliminares sobre las condiciones de los medios en Nepal

La Federación Internacional de Periodistas divulgó los hallazgos preliminares sobre la situación que enfrentan los periodistas y medios en Nepal, gracias a su misión en la nación del Himalaya, liderada por el Presidente de la FIP, Christopher Warren.


La seguridad de los periodistas, la censura, la pérdida de empleos y la falta de cubrimiento independiente, son las más serias amenazas de los medios independientes y de un libre cubrimiento informativo en Nepal, informó la FIP. Estas circunstancias tienen un efecto devastador sobre la democracia.


“Desde el golpe de estado del Rey Gyanendra, el 1 de febrero, él y su ejército han sofocado a los medios directamente al imponerles censura con intervención militar e indirectamente, alimentando un clima de miedo y de auto censura,” dijo el Presidente de la FIP en Katmandú.


“Como resultado de este barrido de censura, las organizaciones de medios han sido cerradas y los periodistas arrestados. El público no sabe lo que está sucediendo. Cerca de 800 periodistas están desempleados,” comentó Warren.


La FIP también ha manifestado preocupación por el bienestar de tres líderes sindicalistas detenidos, y solicita su liberación inmediata. Manju Bhattarai, Pushkar Acharya y Kishore Gautam fueron detenidos, cometiendo un atropello contra los derechos de los sindicatos. Existen informes que Bhattarai no se encuentra bien. Todos son miembros ejecutivos del afiliado del ICFTU, El Congreso del Sindicato de Medios de Nepal.


La FIP encontró cuatro áreas que representan más preocupación para la independencia y libertad de los medios en Nepal:


1. La seguridad de los periodistas

Tras la proclamación real y la declaración de emergencia, cualquier crítica al rey está prohibida. Esta afirmación hecha por la FNJ, fue atacada con represión: el presidente de la FNJ, Taranath Dahal fue perseguido y por la tanto, permanece oculto. Bishnu Nisthuri, Secretario General de la FNJ fue arrestado en la noche del 4 de febrero de 2005. El lugar donde permanecía detenido era un misterio hasta que, tres días después, su esposa, Shakuntala Nisthuri, fue autorizada a verlo; lo ha visitado en cuatro ocasiones y dice que la condición física de su esposo es estable. Nisthuri está detenido en la estación de policía Sala Singha Durbar sin ninguna notificación de arresto.


Respondiendo a la petición de habeas corpus presentada por la FNJ, el lunes 14 de febrero, la Corte Suprema ordenó al gobierno entregar una explicación escrita en el plazo de tres días sobre el porqué Bishnu Nisthuri está detenido. Khil Raj Regmi expidió la orden a las autoridades, incluyendo a los Ministerios de Hacienda y Defensa, la sede de la Policía de Nepal, la Fuerza Armada Policial, el Ejército Real de Nepal, la oficina administrativa del Distrito de Kathmandu y la oficina de policía de la Sala Singha Durbar (The Himalayan Times, 15 de febrero).


Las detenciones de críticos a la administración real es una amenaza. Los líderes políticos y activistas de derechos humanos parecen ser el objetivo principal pero los periodistas también se encuentran en peligro: El 13 de febrero, D. R Panth, reportero del diario Kantipur, fue arrestado en Dadeldhura, una ciudad en la región en el medio oeste.

El 15 de febrero, dos periodistas fueron detenidos en Chitwan: Basant Prajuli

(representante del diario Gorkhapatra) y Narayan Adhikari de Rastriya Samachar Samiti de propiedad oficial. Los motivos son desconocidos.


2. La Censura

Tras la proclamación real, se ha implantado una severa censura de los medios en Nepal. Incluso antes de finalizar la orden real, a las 10.15 a.m., personal armado ingresó a las instalaciones de medios, estaciones radiales y de cadenas de televisión, y ordenó que su trabajo se detuviera. Las líneas telefónicas y de Internet fueron totalmente cortadas por tres días e, intermitentemente y de manera arbitraria, prendidas y apagadas algunas instalaciones al azar. Las conexiones vía celular continúan cortadas.


La proclamación real contenía “guías” sobre lo que los medios pueden cubrir, prohibiendo cualquier crítica a la proclamación o a los actos del rey. Cualquier noticia que diera publicidad a los maoístas también quedaba proscrita.


La FNJ y la FIP están investigando informes sobre la detención de varios periodistas al occidente de Nepal.


La censura ha sido de cuatro clases:


1. Censura directa: prohibir cualquier noticia que critique al Rey y a la actual administración, o dar “publicidad” a los maoístas. Esto ha significado que personal armado del ejército haga presencia en instalaciones de medios estatales o privados, vetando la publicación de todas las noticias. Las visitas diarias del ejército a los periódicos se llevaron a cabo por lo menos tres días y la FIP fue testigo de su prolongación durante la segunda semana del golpe de estado. Muchos periódicos han respondido publicando editoriales ridículas o dejando inmensos espacios en blanco como protesta. A las estaciones radiales de FM les fue prohibido transmitir noticias. Todos los boletines de noticias desaparecieron inmediatamente.


2. Auto censura: debido al miedo a represalias (ser detenido o acosado por el personal de seguridad,) los editores han optado por la auto censura. Al comienzo, no existían literalmente noticias políticas, con la excepción de boletines expedidos por fuentes oficiales.


3. Cortar las comunicaciones: el corte de las conexiones vía celular y algunas líneas terrestres, ha afectado severamente la reportería y la confirmación de informes noticiosos, especialmente en áreas remotas.


4. Cierre Total: Las estaciones radiales FM, tienen que enfrentar la prohibición de transmitir noticias, obligando a casi 800 periodistas a quedar desempleados. Existen 56 estaciones radiales FM registradas en Nepal, 41 están funcionando. Tienen un amplio alcance, y los oyentes en áreas remotas no cuentan con otro medio de noticias. Con una población analfabeta creciente, la radio es un medio excelente y muchas veces el único medio de comunicación. Al impedir el acceso a las noticias emitidas por FM, el rey niega a la sociedad de Nepal una fuente vital de noticias independientes.


Canales privados de India como Aaj Tak, Zee Noticias, NDTV, Star Noticias y

Doordarshan Noticias, de propiedad estatal, han sido vetados. Ningún proveedor de cable puede transmitir estos canales. El Canal One, canal privado Nepalí de noticias transmitido desde India, ha sido cerrado totalmente.


Curiosamente, Radio BBC (El servicio de Nepal) no ha sido vetada. Existía un boletín de 30 minutos, de 9 a 9.30 pm -escuchado ampliamente como la única fuente de noticias auténticas-, que ha sido aumentado a 45 minutos desde el 1de febrero, con un programa especial de 15 minutos sobre los nueve años de la insurgencia maoísta. La FIP tiene informes sobre ciudadanos que están comprando radios nuevos para poder escuchar la BBC, pues los de FM no reciben la onda transmisión de esa emisora.


3. Los Despidos

Los trabajadores de las estaciones de radio FM son los más afectados con la prohibición de noticias. Según nuestros informes, aproximadamente 800 periodistas están sin trabajo. Si el veto no es levantado, lo más seguro es que perderán sus empleos de manera definitiva.


4. Carencia de cubrimiento independiente

La imposición de la censura ha causado un profundo impacto sobre la posibilidad de un cubrimiento independiente. El no permitir noticias radiales ha tenido un impacto mayor y peor. La FIP visitó al pueblo de Pumdivundi a las afueras de Pokhra, Distrito Kaski, donde algunos habitantes expresaron su frustración al no saber qué ocurre políticamente, que los periódicos no publiquen estas noticias, y que la radio solamente transmita música. El bloque maoísta está presente a las afueras del Valle Katmandú. El movimiento vehicular es mínimo, las escuelas y las universidades están cerradas, algunas tiendas también.


La FIP lanzará un informe completo sobre la situación de los medios en Nepal al finalizar su misión.


Para más información por favor contacte:

Christopher Warren: +871 631 525 998,

Laxmi Murthy: +977 1 5524694 o 5521073 Jacqui Park: +61 411 721 692


La FIP representa a más de 500,000 periodistas en más de 110 países.

La misión de la FIP a Nepal es respaldada por el Apoyo Internacional de Medios