La FIP condena planes de la BBC para recortar 2.900 empleos. Este hecho es una amenaza a los valores de servicio público

La Federación Internacional de Periodistas condena los planes de la BBC de recortar aproximadamente 3.000 empleos, y advierte que estas reducciones amenazan “la construcción de valores de servicio público”, pues podrían tener un impacto sensible en la calidad de la programación de la BBC.


“La BBC tiene una alta reputación por su calidad en la programación y por su escala de valores sobre el tema de servicio público,” dijo Aidan White, Secretario General de la FIP. “Estos últimos recortes perjudicarán la moral de los trabajadores y podrían afectar la creación de valores del servicio público en el Reino Unido y más allá.”


La FIP y la organización regional, la Federación Europea de Periodistas, se han comprometido a apoyar los sindicatos de la corporación, incluyendo al sindicato afiliado, el Sindicato Nacional de Periodistas, y han advertido que ejercerán una acción industrial si se presenta algún intento por forzar renuncias obligatorias en el marco de los 2.900 recortes planeados y anunciados el día de ayer.


Parte de la preocupación de la FIP reside en el impacto internacional producido por los cambios en la BBC. Muchas cadenas de televisión en Europa y otras regiones del planeta, tienen como ejemplo las políticas y prácticas en la BBC, la mayor cadena de transmisión pública. La Federación dio la bienvenida a la afirmación de que el servicio mundial de la BBC solicitó hacer “ahorros significativos” pero sin estar sujetos al 15% de los recortes aplicados en otros departamentos.


Sin embargo, la FIP manifestó su protesta contra el Director General de la BBC Mark Thompson, debido a su estrategia para el futuro de la BBC, relacionada con un debate de alto perfil por su carta, y también por su mecanismo principal para la fundación, el pago de la licencia nacional, el cual será renovado en 2007.


“Parecería que la BBC responde a la presión de intereses políticos hostiles y de predadores apasionados del sector privado que están contra la transmisión de los servicios públicos,” dijo White. “Pero sacrificar empleos, vender acciones y privatizar sectores de la Corporación no protegerá a la BBC del ataque de sus enemigos. Esta es la batalla clave para el futuro de la transmisión pública.”


Para más información: +32 2 235 22 15

La FIP representa a más de 500,000 periodistas en más de 100 países


Consultar también: www.save-public-broadcasting.org, página web de la Campaña “Transmisión Pública para Todos”