La FIP condena la promesa rota de Chile a los mineros rescatados

La Federación Internacional de Periodistas, FIP, se unió hoy a la protesta del

movimiento obrero mundial, ante el fracaso del gobierno de Chile en el

cumplimiento de una promesa hecha a los mineros rescatados.  El rescate

contó con una amplia cobertura internacional e inspiró a millones de personas

alrededor del mundo.

El 18 de octubre de 2010, pocos días después del exitoso rescate de los 33

mineros en el desierto de Atacama, en la mina de cobre San José, bajo la mirada

de la comunidad mediática internacional, el Presidente Sebastián Piñera afirmó

que en los próximos 90 días su gobierno realizaría una reforma a las leyes de

seguridad en las minas del país.

El Presidente señaló que Chile había aprendido la lección y que la seguridad en

las minas y las estructuras de control serían revisadas y las normas de

Naciones Unidas en materia de seguridad serían adoptadas.

Sin embargo, los dirigentes sindicales de la Federación Internacional de

Química, Energía, Minas e Industrias Diversas, ICEM, y la Federación Internacional

de Trabajadores de las Industrias Metalúrgicas, FITIM, han expresado su repudio

ante el incumplimiento del Presidente.

"Después de aprovechar la publicidad que desencadenó el hecho, el gobierno

ahora toma distancia de sus compromisos", declaró Aidan White, Secretario

General de la FIP. "Los periodistas en América Latina y alrededor del

mundo están conmocionados a raíz de este comportamiento cínico y apoyamos

plenamente la demanda sindical para que Chile corrija su accionar y actúe en concordancia

con las normas internacionales de la minería."

El llamado de apoyo para el Secretario General de la ICEM, Manfred Warda, y el

Secretario General de la FITIM, Jyrki Raina, exige que Chile adopte la

regulación fundamental de las Naciones Unidas, el Convenio 176 de la

Organización Internacional del Trabajo.

"El convenio 176 proporciona el marco necesario para la revisión de las

leyes de seguridad en las minas en Chile", señala un comunicado enviado

por el movimiento sindical mundial como parte de la campaña. "Es un hecho

universal que, cuando la voz sindical realiza un monitoreo de la seguridad en

las minas, los riesgos en la minería son reducidos significativamente.

Adicionalmente, esta convención contempla la participación sindical a través de

los comités de seguridad como una parte fundamental del proceso. "

La FIP pide a sus afiliados enviar cartas al gobierno chileno exigiendo que

ratifique el Convenio 176 de la OIT de inmediato.

"Cada año, miles de mineros mueren en accidentes evitables y pocas veces

estas tragedias reciben la difusión que necesitan," dijo White. "El

gobierno de Chile tiene que cumplir con su parte en la reducción de los riesgos

y la protección de la fuerza de trabajo. Es hora de tomar acciones, y no de

buscar más publicidad. "