La FIP condena la ola de violencia contra los periodistas mexicanos

En México, los ataques contra

la prensa y la violencia contra los periodistas están alcanzando niveles que

sobrepasan todo lo imaginable durante los últimos días, dijo la Federación de

Periodistas ( FIP) hoy. 

Un periodista de "El Diario de

Ciudad Juárez", Armando Rodríguez, fue asesinado a tiros a la puerta de su

domicilio ante su propia familia el 13 de noviembre. La sede en la que se

encuentra el diario "El Debate", en

el estado de Sinaloa, fue atacada mediante el lanzamiento de dos bombas de

fragmentación que causaron graves daños materiales, pero afortunadamente

ninguna víctima. El director del diario electronico "La Polaka", también de Ciudad Juárez, en la region fronteriza con

Estados Unidos, se ha visto obligado a suspender la publicación por las

amenazas que ha recibido.

"Exigimos a las autoridades que actúen con urgencia para detener esta ola de

violencia indescriptible", ha declarado Paco Audije,

Secretario General Adjunto de la FIP, "y esperamos que se instale

definitivamente el proceso que convertirá a todos los delitos contra la prensa

en delitos federales, lo que contribuirá a su castigo".

El 6 de noviembre, la delincuencia organizada, que no olvida el impacto de los

símbolos, dejó colgada la cabeza de un secuestrado en la Plaza del Periodista

de la misma ciudad en la que se han producido varios de estos terribles

sucesos. El cadaver del descabezado pendía de un puente boca abajo.

 "Las autoridades tienen que dar protección y escolta inmediata a los

periodistas amenazados, como hacen las autoridades de países como Colombia que

viven o han vivido situaciones similares. En estos momentos, no podemos esperar

sólo la lenta reconstrucción de la justicia", ha añadido Paco

Audije.

La FIP y su organización regional, la FEPALC, la Federación de Periodistas de

Latinoamérica y el Caribe, se movilizan para no cejar en su empeño de impedir

que la impunidad se convierta en norma para los que han convertido en uno de

los países más peligrosos del mundo para el ejercicio del periodismo.

Para más información pueden

contactar con la FIP en el + 221 33 842 01 43
La FIP representa a unos 600.000

periodistas de 120  países